Canarias, segunda comunidad con mayor porcentaje de trabajadores sanitarios contagiados con COVID-19

Profesionales sanitarios en el Hospital Insular de Gran Canaria. (EFE)

Iván Suárez

Las Palmas de Gran Canaria —

0

Uno de cada cuatro pacientes diagnosticados con COVID-19 en Canarias desde el inicio de la epidemia es personal sanitario. Un estudio publicado por el Instituto Carlos III sitúa al Archipiélago como la segunda comunidad autónoma, después de Andalucía, con el mayor porcentaje de profesionales de la salud contagiados con respecto al total de casos. Según el último informe epidemiológico del Ejecutivo regional, que contiene datos recabados hasta las 06.00 horas del pasado 4 de mayo, las Islas acumulan 583 positivos por coronavirus entre los sanitarios, el 26% de un total de 2.231 casos detectados en una región que, por otro lado, presenta la menor incidencia de la enfermedad por número de habitantes.

El Instituto Carlos III cerró el informe, fechado también el 4 de mayo, cuando se habían notificado a la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) un total de 211.077 casos (en la actualidad son cerca de 254.000), de los que 30.660 eran de personal sanitario (según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad, esa cantidad ronda ya los 45.000). En cualquiera de los casos, la media nacional es bastante inferior a la registrada en Canarias. Andalucía lidera esta tasa de contagios sanitarios, con el 30% del total de infectados. Después de las Islas aparecen Asturias, la Comunidad Valenciana y Murcia, con porcentajes en torno al 22%. En el lado opuesto se sitúan La Rioja y Cantabria, donde los profesionales de la salud representan alrededor del 12% de los pacientes afectados por este virus. El estudio no incluye datos de Catalunya por problemas de carga en la plataforma de gestión SIVIES que están “en proceso de resolución”.

La elevada cifra de contagios entre el personal sanitario ha constituido una de las principales preocupaciones sobre la evolución de la epidemia en Canarias. “No me llames héroe si me estás convirtiendo en mártir”, sentenciaban los trabajadores antes de la llegada del pico de la enfermedad, en un momento en el que arreciaban las críticas por la falta de equipos de protección. Una encuesta interna elaborada por el sindicato Asaca con una muestra de un millar de profesionales del Servicio Canario de Salud (SCS) concluía entonces que el 90% de ellos temía contagiar a sus familias. Aunque han disminuido en intensidad a raíz de la llegada paulatina de material desde finales de marzo, las quejas de los sanitarios no han cesado, entre otras cuestiones por el reparto de algunos lotes defectuosos de mascarillas que tuvieron que ser retirados.

Los 583 trabajadores que han dado positivo por COVID-19 desde el inicio de la crisis representan el 1,9% de la plantilla del SCS, que asciende a 30.740 profesionales, y el 2,5% de los cerca de 23.000 sanitarios (excluyendo personal de administración y gestión) con los que cuenta el organismo autónomo. Según los últimos datos de la Consejería de Sanidad, se han realizado más de 16.700 pruebas PCR (reacción en cadena de la polimerasa) entre los trabajadores de los centros sanitarios de las Islas para detectar las infecciones por coronavirus.

En cuanto a la distribución por sexo de los casos COVID-19 en el personal sanitario, Canarias sigue un patrón similar al del conjunto del territorio nacional. En un sector altamente feminizado, son 432 las mujeres contagiadas en las Islas, el 74% del total. En toda España, ese porcentaje asciende hasta el 76%. Por edades, sí hay notables diferencias. En el Archipiélago ha afectado en una mayor proporción a la franja de profesionales de entre los 30 y los 39 años (el 28% frente al 20% nacional) y ha tenido una menor incidencia en términos porcentuales en los trabajadores de entre 50 y 59 años (22 frente al 28%). En los sanitarios con edades comprendidas entre los 40 y los 49 años ha afectado más en las Islas (28%) que en el conjunto del país (26%).

El estudio del Instituto Carlos III aporta otros datos, no territorializados, sobre la incidencia del coronavirus en los profesionales de la salud. Los principales síntomas que han presentado los sanitarios diagnosticados con COVID-19 son la tos, la fiebre, los escalofríos y el dolor de garganta. Uno de cada tres presentaba además clínica digestiva (diarreas o vómitos), un cuadro que, al igual que la disnea (dificultad respiratoria) y el dolor de garganta, ha sido más frecuente en las mujeres, al contrario de lo que ha sucedido con la fiebre, que ha afectado en mayor proporción a los hombres. La prevalencia de enfermedades de base, así como el porcentaje de hospitalizaciones, de admisión en las unidades de cuidados intensivos y de requerimiento de ventilación mecánica, también es superior en el caso de los hombres.

Uno de cada tres trabajadores de la salud contagiados padecía una patología previa o presentaba factores de riesgo; el 16,5% sufrió una neumonía; el 10,9% requirió hospitalización, y el 1,2%, ingreso en UCI. Según el informe, son 35 los sanitarios fallecidos con COVID-19 en toda España. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats