La portada de mañana
Acceder
La alcaldesa de Marbella cancela en Luxemburgo la hipoteca de tres millones
La última entrega de MAR confirma el fraude fiscal de la pareja de Ayuso
Opinión - El problema de los tres gorros. Por Elisa Beni

El Gobierno de Canarias suspende las clases por la ola de calor

Imagen de archivo de un aula de infantil.

Jennifer Jiménez

10

El Gobierno de Canarias ha suspendido las clases para este miércoles 11 de octubre por la ola de calor. Así lo ha anunciado el consejero de Educación, Poli Suárez, en la puerta del Parlamento regional. Este jueves coincide con el festivo del 12 de octubre y muchos centros ya tenían previsto hacer puente este viernes, día 13. No obstante, las clases quedan suspendidas también ese día y se reanudarán el lunes 16 de octubre en todos los niveles educativos. “Queremos dar seguridad a los niños y niñas de Canarias por lo que las clases se suspenden en la jornada de miércoles y viernes”, dijo.

Suárez ha justificado este martes la medida “por responsabilidad”, tras las demandas de varios centros en los que se han reportado desmayos y episodios de golpes de calor, y ha avanzado que ya se ha empezado a elaborar un protocolo ante próximos episodios similares de altas temperaturas.

“Al final tenemos que tomar decisiones, hay decisiones que gustan más y otras que no gustan tanto. Es una decisión que tomamos después de muchas horas de trabajo y análisis, donde al final decides suspender las clases porque ya la situación en muchos centros de Canarias es insostenible”, ha señalado el consejero.

Este mismo lunes descartaba tomar esta medida tras un informe de Inspección que lo desaconsejaba, pero finalmente ha coincidido en que “más vale tomar esta decisión que no después lamentarnos”. Los sindicatos mayoritarios de las Islas, ANPE y STEC-IC solicitaban que se suspendieran las clases por motivos de salud ante la previsión de temperaturas extremas.

“Hemos visto en los medios de comunicación cómo hay niños y docentes sufriendo estas consecuencias y yo creo que tenemos que estar al lado y lo que sí realmente es importante es poner en marcha ese protocolo en Canarias por altas temperaturas”, añadió. Un protocolo que aún “no existe” y en el que se está trabajando.

Suárez ha recordado que actuar ante esta situación es “algo nuevo” y teme que las altas temperaturas “han venido para quedarse”. “Vamos a tener muchos episodios y hemos tomado la decisión teniendo en cuenta esa alerta máxima por riesgo de incendio pero también por esa previsión que nos hace la AEMET de que a partir de los próximos días vuelven a subir aún más las temperaturas”, insistió.

Así mismo ha añadido que retomar las clases en estos días de manera telemática es complicado. “Insisto en la necesidad de ese protocolo de saber cómo actuar y es importante que nos pongamos manos a la obra” y espera disponer de él en los próximos “días o semanas”. “Por lo menos tener esa herramienta que nos diga: tienes que actuar de esta manera”, añadió.

Los centros canarios, con infraestructuras obsoletas

Por otra parte, reprochó que las infraestructuras educativas han sufrido una “parálisis” en Canarias y que es “verdad que algunas se han mejorado” pero “en su mayoría no reúnen las condiciones para atajar el calor en las aulas”: hay todavía barracones, infraestructuras que son de hace cuarenta o cincuenta años y asegura que Educación quiere sentarse con la FECAM y la FECAI para buscar soluciones.

El objetivo, dijo, es que “todos arrimemos ese hombro para las infraestructuras educativas en Canarias. Ha habido un abandono por parte de muchas legislaturas en materia de infraestructuras y en tan solo dos meses no podemos venir y solucionar y arreglar todas esas infraestructuras, pero lo importante es que tengamos ese diagnóstico necesario para saber cómo, dónde actuar y cuáles son las prioridades”.

Los centros educativos de Canarias llevan días afrontando jornadas de extremo calor en infraestructuras que no están adaptadas, en muchas ocasiones obsoletas, sin aislamiento térmico y con falta de espacios de sombra o sin cubiertas en los patios.

El instituto IES Magallanes, en Granadilla de Abona, convocó este lunes una manifestación en la puerta del centro y una huelga para denunciar “la falta de recursos y de espacios que se ven agravados por la actual ola de calor, incluyendo la falta de ventilación”. Otros centros habían pedido la pasada semana la suspensión de las clases, al igual que los sindicatos mayoritarios.

“La suspensión de las clases que se hará efectiva entre el miércoles y el viernes va en la línea de lo que solicitábamos ayer. No obstante, consideramos que debería tenerse en cuenta la casuística de cada centro, su ubicación geográfica y las características de sus instalaciones. Asimismo, esta medida debe ser temporal. Debemos apostar por la mejora de las instalaciones de los centros públicos: más espacios en sombra, mejores equipos de ventilación, la eliminación de las aulas modulares. En esto seguiremos luchando en ANPE Canarias”, ha dicho Pedro Crespo este martes.

Las AMPAS de Gran Canaria sí que se habían mostrado contrarias a esta medida por la conciliación de las familias. Fapa Galdós reclamaba este lunes otras soluciones, entre las que se incluía un la necesidad de un informe sobre el estado de las infraestructuras educativas o que el Servicio Canario de Salud derive a personal sanitario a los centros educativos afectado mientras dure la ola de calor.

Por otra parte, el consejero ha recordado que no tiene competencias en Universidades, que serán las que tengan que tomar una decisión sobre si suspender o no la actividad lectiva.

Etiquetas
stats