La portada de mañana
Acceder
La monarquía cuesta a los españoles mucho más de lo que reflejan sus cuentas
Verano sin mascarillas en el exterior y con vacunas, pero aún con restricciones
Estudiantes y salud mental en la era COVID: "Creía que no podía y me preguntaba si valía para esto"

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife tramita casi 100 actas de sanción por incumplimiento de las normas COVID, 37 de ellas por botellones

Policía Local de Santa Cruz de Tenerife

Europa Press

0

La Policía Local de Santa Cruz de Tenerife ha tramitado en la última semana un total de 97 actas por diversos incumplimientos de la normativa establecida para prevenir la transmisión de la COVID-19. Destacan 37 infracciones por botellones, una práctica que se ha desplazado al parque de Las Mesas y a un tramo de la carretera de Tahodio tras el cierre nocturno de las zonas de baño y playas.

El pasado viernes y sábado fue necesaria la presencia policial para disolver a distintos grupos de personas que se encontraban bebiendo y poniendo música en sus vehículos estacionados en la zona de Tahodio. Sumando ambas intervenciones, una vez identificados muchos de los participantes, se levantaron 12 actas de infracción.

También se produjo una situación idéntica en el parque de Las Mesas, sobre las 02.45 horas del pasado domingo. Hasta 23 personas bebían junto a sus coches sin respetar las normas preventivas mínimas. En este servicio también se requisó a un joven lo que se conoce como "puño americano".

Otro servicio fue realizado en la zona de Tío Pino el pasado viernes en una zona de estacionamientos donde se congregaban una decena de personas bebiendo y, según su propio testimonio, celebrando una fiesta de la empresa en la que trabajan estas personas. A todos ellos se le redactaron las actas de infracción correspondientes por superar el número de personas reunidas y por beber en la vía pública. Otro servicio similar se realizó en Los Gladiolos donde varias personas bebían y escuchaban música junto a un parque infantil de la zona.

Respecto a la vigilancia de las condiciones, aforos y horarios en establecimientos comerciales y de restauración solo se dieron dos circunstancias en las que fue necesaria activar el procedimiento sancionador: una en un bar del barrio de La Salud, en cuyo interior se incumplían los aforos máximos por mesas y se consumía alcohol sin respetar las mínimas medidas de prevención; y el otro caso ocurrió en un establecimiento multitienda en el entorno de la calle Galcerán.

El número de infracciones por la tenencia y consumo de sustancias estupefacientes alcanzó el número de 11 actas y, en esta ocasión, han disminuido las sanciones por desobediencia o falta de respeto a los agentes de la autoridad.

Etiquetas

Descubre nuestras apps