La portada de mañana
Acceder
El número de contagios sigue batiendo récords en España
COVID, frío y hambre: el toque de queda de quienes no tienen donde ir
Opinión - Susto y muerte, por Rosa María Artal

El rastro y los mercadillos de Las Palmas de Gran Canaria abrirán este domingo tras pasar el semáforo COVID a verde

Manifestación de comerciantes del rastro de Las Palmas de Gran Canaria frente al Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria permitirá la vuelta a la actividad en el rastro y en los mercadillos municipales este domingo ya que el Gobierno de Canarias ha decretado el cambio del semáforo COVID en la isla de rojo a verde. El Consistorio ha señalado este jueves que “la reapertura se efectuará en el rastro y los mercadillos de Vegueta, Veguearte en Saulo Torón, Veguearte en Lolita Pluma, Artesanía y Pintura en Las Canteras, Castañas y Golosinas de San Telmo, el Mercadillo de Flores y la Feria de Artesanía de Mesa y López”. Cada mercado deberá contar con su propia autorización.

El coronavirus pone en jaque a los vendedores de los mercadillos de la capital grancanaria

El coronavirus pone en jaque a los vendedores de los mercadillos de la capital grancanaria

La reapertura llega tras una instrucción del Servicio Canario de Salud, que da el sí a la renovación de determinadas medidas y permite que estos eventos se celebren únicamente si se cumplen ciertos requisitos.

Cumpliendo con las medidas de seguridad contra la COVID-19, el Ayuntamiento proporcionará todos los medios necesarios para asegurar la distancia interpersonal de metro y medio, las normas sanitarias obligatorias para los comercios y el uso indispensable de mascarillas y para evitar la aglomeración de más de 10 personas en cualquiera de los puestos.

Así, recalcan desde el Ayuntamiento, “el tamaño del recinto, la instalación o el recorrido del evento deben permitir que los asistentes mantengan en todo momento la distancia de seguridad de manera efectiva y pueda ser supervisado por la persona responsable en todo momento”. Por los problemas que se puedan presentar en el rastro debido a su aforo se “contratará seguridad privada, además de contar con la ayuda de la Policía Local” y el Consistorio “efectuará un perímetro exterior del recinto, así como un circuito interior”. Las entradas y salidas “van a estar ordenadas y se instalarán vallas”.

Entre las medidas adoptadas también aparecen la prohibición de los asistentes a cantar o gritar, relacionarse con no convivientes, consumir alcohol, compartir materiales y fumar.

Pedro Quevedo, concejal de Desarrollo Local, ha señalado que “esta respuesta es consecuencia de los pormenorizados programas de control del Covid-19 presentados por el área y de la labor que se ha llevado a cabo durante estos meses para asegurar la reapertura de estos enclaves cuando la situación epidemiológica lo permitiera”. Además, destacó que “se está realizando el máximo esfuerzo para garantizar que las personas que se han visto privadas de la actividad económica para su sustento y el de sus familias puedan reiniciar su trabajo cuanto antes”.

La vuelta a la actividad en el rastro y los mercadillos de Las Palmas de Gran Canaria tuvo su primera intervención a través de la Concejalía de Desarrollo Local que, el día 6 de octubre, trasladó a la Dirección General de Salud Pública del Gobierno de Canarias informes para prevenir los contagias y garantizar la seguridad en cada uno de los mercados.

Etiquetas
Publicado el
16 de octubre de 2020 - 11:50 h

Descubre nuestras apps

stats