El Astrofísico de Canarias provoca daños en el parque de la Corona Forestal de Tenerife por no acatar las instrucciones del Cabildo

Una de las zonas afectadas por los trabajos del IAC en el parque natural de la Corona Forestal de Tenerife.

Alba Morales Ramírez

0

Además de no contar con licencia del Ayuntamiento de Güímar, el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) ejecutó en junio pasado obras en la zona limítrofes al Parque Nacional del Teide sin respetar las condiciones previas que le impuso el Cabildo de Tenerife. Así lo refleja un informe del Área de Medio Ambiente de la corporación insular que, entre otras circunstancias, señala que se abrieron pistas por lugares distintos a los acordados o no se restauraron espacios que quedaron afectados por los trabajos. El IAC realizó una decena de catas en las inmediaciones de la montaña de Izaña para estudiar la instalación de otros tantos nuevos telescopios y no solo generó un conflicto con el centenario observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología, sino también daños en la flora y al suelo del parque natural de la Corona Forestal de Tenerife.

Ben Magec denuncia al Instituto de Astrofísica de Canarias por las obras que realiza en Izaña junto al Teide

Ben Magec denuncia al Instituto de Astrofísica de Canarias por las obras que realiza en Izaña junto al Teide

El informe, fechado a 19 de junio y firmado por la jefa de la Unidad Orgánica de Gestión Territorial Este, del Servicio Forestal, recoge cómo la decisión de modificar el trazado de los accesos “fue tomada por el director de la obra”. Con esta conformidad, los trabajos de prospección para instalar una decena de telescopios Astri-Mini Array, más conocidos como Cherenkov, vulneraron el trayecto previsto tanto en el acceso Nº 2, por haber sido “realizado desde pista y no desde carretera”, como en el número cinco, donde el acceso se inició “desde la pista que transcurre a cota por el interior de la zona, cuando estaba previsto desde la carretera asfaltada”. 

El acceso número ocho es el más polémico al aumentar el trazado de acceso y la afección a la flora y al suelo con un desnivel de entre 30 y 40 centímetros en la zona superior. Lo contrario al acceso más corto y con menor impacto ambiental previsto por el Cabildo de Tenerife y que se hubiera llevado a cabo desde la carretera de asfalto.Muchas de las zonas desbrozadas no fueron restauradas con la vegetación de la zona, como se prescribió en el informe de autorización.

Estas vulneraciones salen a la luz tras un camino marcado por la falta de comunicación con la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que a principios de junio trasladó al Cabildo de Tenerife que no había sido informada de las obras y que estas afectarían a sus mediciones climáticas. El Cabildo remitió dos semanas después un informe sobre la autorización que habían concedido a las obras en virtud de su competencia para “emitir un informe y preceptivo de compatibilidad” y aseguró que comunicarían el proyecto al Ayuntamiento de Güímar. El Consistorio contestó formalmente que el Astrofísico no cuenta con “solicitud de licencia de obras ni comunicación previa para la realización de catas para la instalación de telescopios”.

El terreno es considerado como Zona de Uso Especial y Suelo Rústico de Protección de Infraestructuras y Equipamientos-4 por el Plan Rector y Gestión del Parque Natural Corona Forestal de Tenerife, dentro de la cual pueden desarrollarse labores de ampliación de las infraestructuras, equipamientos e instalaciones que ya existen.

Etiquetas
Publicado el
28 de julio de 2020 - 21:46 h

Descubre nuestras apps

stats