CC denuncia a Sí se Puede por usar el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife para un acto electoral

Pedro Fernández Arcila, concejal de Sí se Puede en Santa Cruz de Tenerife

Europa Press

Santa Cruz de Tenerife —

Coalición Canaria ha denunciado a Sí se Puede ante la Junta Electoral por la "reiteración" de utilizar la sede del Ayuntamiento y sus medios públicos para un acto partidista de carácter electoral, pidiendo el voto junto a los concejales de Izquierda Unida.

El partido nacionalista pide que se instruya el correspondiente procedimiento por infracción electoral, de conformidad con lo establecido en el artículo 153, y se dé traslado al órgano jurisdiccional competente en caso de apreciarse indicios de un presunto delito electoral tipificado en el art. 144 de la LOREG.

A través de un comunidado, CC quiere salir al paso de las críticas vertidas por el concejal de Sí se Puede en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Arcila, en las que arremetía contra el alcalde de la ciudad y candidato nacionalista al Congreso de los Diputados, José Manuel Bermúdez.

Para CC, "la pataleta de Arcila no sólo es infantil, sino poco creíble", y añade que "pocas lecciones de democracia puede dar quien está imputado por la presunta comisión de un delito electoral en las elecciones municipales de hace un año, cuyo procedimiento penal está abierto, por distribuir propaganda electoral y votos esa misma jornada y en las proximidades de un colegio".

El partido nacionalista considera que Arcila ha sido "incapaz de contrarrestar los datos objetivos ofrecidos por el equipo de gobierno en cuanto la evolución de la ciudad", prefiriendo "jugar una vez más a aprendiz de Torquemada, juzgando a los demás y repartiendo etiquetas de demócratas o no".

A su vez, lamentan que el edil "se olvide de hacer estos juicios cuando se trata, como ocurrió en el último Pleno municipal, de defender la justicia, la democracia y la libertad del pueblo venezolano mediante una moción que debía tener el apoyo de todos los demócratas".

Los nacionalistas afirman que Arcila, "consciente de lo irrelevante que resulta en estas elecciones, pretende hacerse ahora con la franquicia local de Pablo Iglesias, jugando a la confusión de nombres entre sus formaciones, pero traicionando una parte importante de los fundamentos de su propio partido, que se declara independentista, al mismo tiempo que Podemos se presenta con un concepto profundamente centralista".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats