La portada de mañana
Acceder
Nuevas notas de Villarejo vinculan a Rajoy con Kitchen
Activistas, abogadas y matronas rompen el silencio de la violencia obstétrica
Opinión – Parábola de la patada en la puerta, por Elisa Beni

Cómo el cruce de intereses económicos y políticos incendió la mayoría del PSOE en uno de los principales municipios turísticos de Tenerife

Construcción del centro comercial Arts, en la costa de Arona

¿Quién manda en Arona? Los constantes cruces de intereses económicos y políticos han condicionado la gobernabilidad de uno de los municipios turísticos más importantes de Tenerife. La construcción del centro comercial ARTS (Artslife & Shopping), promovida por el empresario Diego Cano y paralizada por la comisión de un posible delito urbanístico, ha sido el detonante de la última explosión en el gobierno municipal, liderado por el PSOE con una mayoría absoluta. El alcalde, José Julián Mena, destituyó al concejal de Urbanismo, Luis García, por “irregularidades en los expedientes” vinculados a esta obra. Meses después, la Comisión Ejecutiva Federal del partido expulsó a Mena por “actuar al margen de las directrices del partido”. Una lucha de poder entre empresarios, con supuestas presiones sobre los técnicos del Ayuntamiento de por medio, podría estar detrás de estas decisiones que han abierto una crisis política en el sur tinerfeño, según diferentes voces recogidas en el capítulo “Poder” de la segunda temporada del programa emitido en RTVC Trópico Distópico.

El concejal de Urbanismo fue destituido tras entregar a la Fiscalía unos audios en los que Felipe Campos, el abogado del empresario más influyente de Arona, Santiago Puig - que ademas es propietario del terreno colindante al ARTS-, "presionaba" supuestamente a los técnicos de la Concejalía de Urbanismo para que "informaran de una determinada forma" sobre unos expedientes. "No lo llamo corrupción porque es muy grave, pero sí había presión. Yo quise que el Ayuntamiento siguiera siendo independiente, y de ahí hemos llegado a esta situación de ingobernabilidad".

El promotor del ARTS, Diego Cano, asegura que los continuados bloqueos al proyecto han arruinado "su vida y la de sus hijas". El pasado mes de abril, la corporación municipal impuso la primera sanción a la promotora del centro, una multa de 190.000 euros por una infracción urbanística muy grave al realizar trabajos sin licencia. “Me he equivocado en muchas cosas con este proyecto, al fiarme de las promesas de figuras políticas”, asevera el empresario. Cano critica además el “fusilamiento” al que le ha sometido Felipe Campos en representación De Santiago Puig, propietario del terreno colindante al ARTS. ''Me ha llegado a poner una denuncia cada 48 horas. Yo no soy una amenaza para nadie''.

Además, el promotor rechaza la versión oficial del Ayuntamiento sobre la destitución del concejal de Urbanismo. Según la corporación, Cano habría intentado corromper al entonces edil, también a técnicos del área e incluso al presidente del Gobierno canario, Angel Víctor Torres. ''¿Yo me tengo que creer que un señor que me ha precintado tres veces y que me ha arruinado está en connivencia conmigo?'', cuestiona el empresario.

Blas Acosta como mediador

En medio de esta crisis política en el PSOE de Arona, que ha dividido al Ayuntamiento entre los defensores del alcalde y los que se han posicionado del lado del exconcejal de Urbanismo, el presidente canario envió como persona de confianza para conocer los entresijos del enfrentamiento al viceconsejero de Economía, Blas Acosta, que entonces presidía el Cabildo de Fuerteventura. Su conocimiento del sur de Tenerife se limita, según la periodista Blanca Salazar, a la relación sentimental que mantiene con una residente de la zona.

El empresario y expresidente del partido en el municipio sureño Agustín Marichal va más allá, y ha asegurado que Acosta, "premiado en el PSOE pese a sus imputaciones por corrupción", le propuso a Mena "arreglar la crisis de Gobierno de Arona si legalizaba el centro comercial ARTS". "Lo que está pasando en Arona me da vergüenza".

Marichal, enfrentado al promotor del ARTS, ya había subrayado en medios de comunicación que la pareja de Acosta "trabaja en una inmobiliaria en Playa de las Américas y en Adeje, que tiene relación con Diego Cano". ''¿Qué pinta el señor Acosta, presidente del Cabildo de Fuerteventura, miembro del PSOE, metiendo las narices en el municipio. Cómo creen ustedes que eso es posible y entonces acusan al alcalde de pelotazo. No, hay que ser más serio, y los chanchullos no caben. Ya está bien", recalcó entonces Marichal.

Arona, paradigma del poder en Canarias

Cuanto más reducida es la circunscripción a gobernar, se entrelazan con más fuerza los lazos de poder. "A través del dinero uno puede comprar la agrupación local de un partido", explicó en Trópico Distópico Manuel Villoria, miembro de la organización Transparencia Internacional. Según el experto, la técnica de corrupción más extendida en España y también "la más peligrosa" es la captura de políticas. "Grupos muy poderosos tienen la capacidad de conseguir una ley". Esta es una de las razones por las que, según el experto, la corrupción en Canarias es más elevada que en la Península.

Para Villoria, España arrastra años de ''impunidad para los grandes generadores de riqueza'', lo que ha provocado que las grandes redes de corrupción sigan vivas. Para combatir la corrupción, el especialista propone la transparencia. Sin embargo, lamenta que en muchas corporaciones la transparencia es solo ''formal''. En Arona, la puntuación es de 7 sobre 10. "Es una transparencia formal, lo que tú pones en las páginas web, pero hay elementos fundamentales que nadie puede ver. Puedes ver un documento, pero no cómo alguien ha influido en la comisión redactora".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats