La portada de mañana
Acceder
España encara la recta final de la pandemia sin estado de alarma
Ayuso, un liderazgo construido sobre un enemigo exterior llamado Sánchez
Opinión - Y la felicidad llegó a España (que es Madrid), por Rosa María Artal

Fallece Vicente Saavedra, el arquitecto "infatigable" que dejó su huella en varios de los edificios más emblemáticos de Tenerife

Varias de las obras arquitectónicas de Vicente Saavedra y Javier Díaz-Llanos

El arquitecto Vicente Saavedra ha fallecido este miércoles dejando su imborrable huella en Tenerife, tras una vida dedicada al diseño de edificios que son emblema de la isla y que han sido alabados a nivel regional, nacional e internacional. Junto a su compañero Javier Díaz-Llanos, Saavedra estuvo detrás de las obras de los astrofísicos de Izaña, la Casa de la Cultura de Santa Cruz de Tenerife, las edificaciones turísticas de Ten-Bel, el Colegio de Arquitectos o las viviendas sociales de Añaza, La Hornera, Los Alisios y el Polígono de Ofra.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, ha lamentado, en nombre de la corporación insular, la muerte del que recibió a finales de 2020 la medalla de Oro de la Isla conjuntamente con quien fuera su socio durante más de cuarenta años, Javier Díaz Llanos.

Martín destaca en una nota “su trayectoria consolidada a lo largo de muchas décadas, constante, infatigable y siempre lúcido” y recuerda que la huella de Vicente Saavedra permanece en edificios emblemáticos como el del Colegio de Arquitectos o la Universidad Laboral de La Laguna, en proyectos culturales como la exposición de escultura en la calle de Santa Cruz o "en su capacidad para vertebrar el espacio cultural y para poner en diálogo el arte y la arquitectura”.

“La cultura es uno de los espacios sociales en los que resulta más complejo alcanzar la relevancia y el consenso”, ha afirmado el presidente insular.

Agrega que para ello es preciso poseer una conciencia clara del momento, adquirir las claves que conforman una época y, a la vez, a partir de ese conocimiento de la tradición y del presente, disponer de la clarividencia para innovar. "Y todo eso no sólo en una fecha concreta, sino a lo largo de una trayectoria sólida y amplia”, refiriéndose a la trayectoria de Saavedra.

Una trayectoria lúcida y brillante

En 1960, Javier Díaz-Llanos y Vicente Saavedra comienzan a trabajar en colaboración con motivo del encargo de una vivienda unifamiliar para Enrique Hintz (en Santa Cruz de Tenerife) y un año más tarde, en 1961, se alzan con el Segundo Premio en el Concurso Nacional para El Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna. Entre sus primeros trabajos de urbanismo se encuentran los Planes Parciales de los Polígonos de Ofra y Los Gladiolos. También durante estos años, imparten clases de dibujo técnico en la Escuela de Aparejadores de Universidad de La Laguna. En 1962 logran la Segunda Mención en el Concurso Internacional de Ideas Maspalomas. Costa Canaria, en colaboración con el arquitecto Rubens Henríquez Hernández y en 1963 realizan el Plan Parcial Costa del Silencio en Arona y comienzan las primeras edificaciones del complejo turístico Ten-Bel.

Ya en el año 67 terminan la construcción del Edificio Dialdas, en la Plaza de La Candelaria y posteriormente realizan el proyecto del Edificio Wildpret en Santa Cruz de Tenerife, finalizan los trabajos en la Casa Real (La Ninfa, Santa Cruz de Tenerife) e inician su colaboración con el Instituto Astrofísico de Canarias (IAC) en Izaña para la construcción de la Torre Solar, y posteriormente el Telescopio Themis en 1989-1998 y el Telescopio IAC-80 en 1990-1992.

Entre los proyectos realizados en la década de los 70 se encuentran, entre otros, la presentación del Proyecto de Hospital Psiquiátrico Provincial en el 4º Seminario de Arquitectura Hospitalaria (Santa Cruz de Tenerife), la inauguración del edificio sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Canarias y el Plan Parcial El Cho, en colaboración con los arquitectos Carlos Ferrán y Eduardo Mangada. En Arona, fueron motor en aquellos años de la construcción del edificio del Hotel-apartamentos Maravilla (Ten-Bel), realizado en su casi totalidad con elementos de hormigón prefabricado, e inician los trabajos de los edificios para telescopios y residencia, en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), que se prolongaron hasta 1986.

En 1981 y el 1987 realizaron las redacciones del Plan Parcial Añaza y del Plan Parcial Polígono del Rosario, respectivamente. En 1990 participación en la exposición de la I Bienal de Arquitectura Española. Santander, Madrid y Sevilla y realizan los Edificios Departamentales de Letras de la Universidad de La Laguna. En 1991 lograron una mención en el Premio Oráa por la obra 88 Viviendas y 7 locales comerciales en Añaza y un año más tarde redactaron el Plan Especial de Reposición Santa Clara.

En 1994 participación en la exposición de la II Bienal de Arquitectura y Urbanismo de Zaragoza, en 2002 ganaron el Segundo premio del Concurso Internacional de Anteproyectos de la Nueva Facultad de Bellas Artes de la Universidad de La Laguna, en 2003 participación en la exposición itinerante Arquitectura del Sol-Sunland Architecture y en 2008 participaron en la exposición Arquitectura Contemporánea Canaria y en la I Bienal de Canarias de Arquitectura, Arte y Paisaje.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats