El Ayuntamiento de Arona precinta por cuarta vez el centro comercial de El Camisón por realizar obras sin licencia

Centro comercial El Camisón.

El Ayuntamiento de Arona volvió a precintar el pasado viernes el centro comercial de El Camisón, después de que una inspección urbanística detectara obras de urbanización sin licencia en la parcela. Así consta en una orden de suspensión dictada por el alcalde del municipio tinerfeño, José Julián Mena, a la que ha tenido acceso Mírame Televisión.

Es la cuarta vez que el Ayuntamiento de Arona, en los últimos tres años, paraliza trabajos sin permiso relacionados con las obras del centro comercial Artslife & Shopping, una instalación investigada por la Fiscalía Provincial de Santa Cruz de Tenerife por infringir la Ley de Costas y el planeamiento municipal. A pesar de los reiterados incumplimientos, el Consistorio no ha sancionado a la empresa promotora, Melisofi Consulting SL, que ha aprovechado la permisividad de la administración local para avanzar en la construcción.

En la orden de suspensión, emitida el pasado 27 de noviembre, se informa de que se ha detectado la "realización de actuaciones de urbanización ejecutadas sin los correspondientes títulos autorizados". El escrito advierte a la constructora, propiedad del empresario Diego Cano, de que, "en caso de incumplimiento, se procederá por parte de esta administración a la imposición de las correspondientes multas coercitivas", además de comunicar los hechos "al Ministerio Fiscal para la exigencia de la responsabilidad penal que pudiera proceder".

La Ley del Suelo de Canarias considera como "falta muy grave" la desobediencia de las órdenes de suspensión y demás medidas cautelares, que puede ser sancionable con multas que van desde 150.000 euros hasta 600.000 euros. A día de hoy, a pesar de que el Ayuntamiento de Arona ha tenido que precintar las obras del centro comercial hasta en cuatro ocasiones, desde que en 2017 se produjo la primera intervención tras detectar irregularidades en la construcción, no consta que se haya tramitado ningún expediente sancionador contra la promotora. Tampoco se ha llevado a cabo la ejecución forzosa, otra de las alternativas que contempla la normativa vigente para restablecer la legalidad infringida. 

El primer precinto del Artslife & Shopping fue dictado el 24 de julio de 2017 por el exconcejal de Urbanismo Luis García, tras constatar que la obra construida por Melisofi Consulting SL no coincidía con el proyecto autorizado en la licencia de 2014. Un año después, la empresa promotora reconoció en un documento entregado en la Demarcación Provincial de Costas que había levantado el edificio en base a las disposiciones del Plan de Modernización, Mejora e Incremento de la Competitividad (PMM) de Arona, a pesar de que nunca se llegó a aprobar.

La suspensión de las obras provocó la emisión de un informe técnico, elaborado por el jefe del Servicio de Disciplina y Gestión Urbanística, donde se concluía que parte de los trabajos realizados en la construcción del centro comercial eran ilegalizables y tenían que ser derribados, mientras que se instaba al promotor a solicitar licencia para subsanar el resto de irregularidades detectadas.

Pese a la gravedad de la infracción urbanística, el Ayuntamiento de Arona dejó caducar el expediente, lo que obligó a incoar, en diciembre de 2017, un nuevo procedimiento para dictar una orden de restablecimiento de la legalidad. Tres semanas después, el 16 de enero, la empresa promotora solicitó al Consistorio el levantamiento del precinto para acometer "obras urgentes por inicio de corrosión y oxidación de elementos a la intemperie", consistentes en diversas actuaciones en la cubierta y en la primera planta del edificio. El 23 de febrero, el exconcejal de Urbanismo acordó dejar sin efecto el precinto, según consta en la resolución, "teniendo conocimiento del informe del jefe de departamento".

A partir de esa fecha, se reanudaron las obras en el centro comercial. En paralelo, en la vía administrativa, se sucedieron diversos acontecimientos: por un lado, el Ayuntamiento de Arona dictó, el 20 de marzo de 2018, la orden de restauración de la legalidad infringida, con un plazo de ejecución de dos meses; por otro, el empresario presentó un nuevo proyecto en el Consistorio, que recibió licencia municipal, y solicitó una concesión administrativa en la Demarcación Provincial de Costas.

En una foto aérea publicada por la empresa pública Grafcan, fechada en junio de 2018, se puede apreciar el avance de las obras acometidas desde que el Ayuntamiento levantó el precinto en febrero. La situación no varió hasta el mes de diciembre, cuando una nueva inspección urbanística comprobó que se llevaban a cabo trabajos en el centro comercial que nada tenían que ver con la restauración de la legalidad vulnerada.

Obras soterradas

El 11 de diciembre de 2018, en una resolución firmada por Luis García, se ratifica que en la parcela del Artslife & Shopping "se desarrollan actuaciones consistentes en obras de terminación de edificación, sin que conste título habilitante que las ampare". Una situación que obligó a dictar una segunda acta de precinto y, el 19 de diciembre, una nueva orden de restauración de la legalidad. Se abría otra vez, de nuevo sin tramitar sanción alguna, un plazo de dos meses para que el promotor cumpliese con el derribo de la parte de la construcción no autorizable. 

Un mes después, el 24 de enero de 2019, se llevó a cabo una inspección al centro comercial. Los funcionarios municipales manifestaron en su informe que "las obras donde se encontraba la parte del sótano que resulta ilegalizable ha sido soterrada (ver foto), según manifestaciones del técnico de la propiedad que nos acompañó en la visita". En su escrito, concluyen que "no se ha dado cumplimiento a la orden de restauración de la reposición al estado anterior a la comisión de la infracción". 

Los meses transcurrieron con la obra precintada, hasta que en agosto de 2019 tiene entrada una petición de la empresa promotora para obtener el levantamiento de la suspensión y proceder a dar cumplimiento a la restauración de la legalidad. La solicitud fue reiterada el 16 de diciembre, cuando el Ayuntamiento reclamó a Melisofi Consulting SL la presentación de un documento "donde asumirá bajo su responsabilidad" que con los trabajos no se saldría de lo estipulado en la orden emitida en diciembre de 2018.

La promotora presentó su declaración de responsabilidad el 8 de enero de 2020 y, de nuevo, se levantó la suspensión que pesaba sobre el centro comercial bajo un plazo de ejecución de las obras de restauración de 12 semanas. El 19 de mayo, una vez rebasado el tiempo fijado sin que la empresa hubiera cumplido con la orden, el exconcejal de Urbanismo dictó el tercer precinto de la instalación. Un mes después, el alcalde de Arona destituyó a Luis García, entre otros motivos, por las irregularidades detectadas en los expedientes del Artslife & Shopping.

A partir de entonces se abrió una guerra política que ha terminado con la expulsión de ambos del PSOE, aunque el alcalde ha recurrido la decisión de su partido y se mantiene en la bancada socialista. Mientras tanto, la Fiscalía ha abierto de oficio una investigación por la construcción del centro comercial y el Gobierno de Canarias impulsa un expediente para decidir si existieron irregularidades en la parte que concierne a la ocupación de la servidumbre de protección. Unos meses de calma urbanística en los que no había se movido una pala en la parcela del Artslife & Shopping, hasta que la pasada semana se detectaron nuevos trabajos sin licencia. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats