La portada de mañana
Acceder
Junts impide al Gobierno asentar la legislatura
CRÓNICA | La pinza del PP y Junts golpea dos veces a Sánchez
OPINIÓN | El 'caso Peinado' y los múltiples culpables, por Rosa María Artal

Investigados cuatro miembros de la ONG Remar por emplear a cinco mujeres vulnerables sin sueldo ni contrato

Ciudad de la Justicia de Las Palmas de Gran Canaria

EFE

0

El Juzgado de Instrucción número 5 de Las Palmas de Gran Canaria investiga a cuatro miembros de la ONG Remar por supuestamente explotar a cinco mujeres en situación de vulnerabilidad que tenían acogidas en un garaje de Telde y que trabajaban sin sueldo en tiendas de la organización.

Fuentes de la Fiscalía han confirmado este miércoles a EFE que a los investigados se les imputan delitos de trata de personas con fines de explotación laboral, blanqueo de capitales y contra los derechos de los extranjeros, y que fueron detenidos el pasado 8 de mayo y puestos en libertad provisional el 31 de ese mes, tras prestar declaración las denunciantes en una prueba preconstituida.

Según publica el periódico Canarias 7, las cinco mujeres, además de trabajar sin contrato en las tiendas de Remar, eran obligadas a realizar tareas de empleadas de hogar y niñeras de los hijos de los investigados y no se les permitía tener móviles.

Se trata de una operación denominada Zeile desarrollada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Las Palmas en coordinación con la fiscal delegada en Canarias de Trata de Personas y Extranjería, Teseida García, tras la denuncia presentada por una de las víctimas en 2022, que permitió conocer que otras mujeres sufrían la misma situación.

Los investigados son el director de Remar en Madrid, Castilla y León, Canarias, Francia, Bélgica y los Países Bajos, José Jesús G.P, que fue detenido en el aeropuerto de Gran Canaria; el responsable de la ONG en Gran Canaria, Jon U.B; su esposa, Tamar A, responsable del departamento de voluntariado y nuevos ingresos; y Luz Elena A.C., encargada de las mujeres.

Según el citado periódico, por orden judicial se llevaron a cabo registros en las sedes de Remar en Gran Canaria y de forma cautelar decretó el embargo de sus bienes, la congelación de las cuentas corrientes y el precinto de locales.

Además, indica que durante la fase secreta de la investigación, la Fiscalía determinó que Remar Canaria explotaba laboralmente a estas mujeres y que incluso a las que tenían acceso a ayudas gubernamentales les exigían el 50 por ciento de las mismas.

La instrucción de la causa sigue abierta, según han señalado las fuentes de la Fiscalía.

Etiquetas
stats