Burjassot empieza a multar a los dueños de perros que no retiren las cacas de la vía pública, tras la campaña del ADN

El Ayuntamiento de Burjassot ya ha iniciado el análisis del ADN de las muestras de heces recogidas en los espacios públicos del municipio, después de haber realizado un registro de genotipos de los canes de la ciudad. Tras haber llevado a cabo una amplia campaña para el censo de ADN en Burjassot, ahora se continúa dentro de la Ordenanza de Tenencia de Animales mediante procesos sancionadores, que contemplan como falta grave la no retirada de excrementos de la vía pública, y esta acción lleva aparejada una sanción de entre 601 y 6.000 euros.

“Hacer compatible la convivencia entre nuestros animales de compañía y los ciudadanos en el uso de espacios públicos o privados, así como salvaguardar y proteger su vida es uno de nuestros objetivos como Ayuntamiento. La identificación mediante ADN consigue ambas cosas de forma conjunta, y después de haber logrado que más del 70% de los propietarios identifiquen a los animales, es el momento de avanzar en ambos objetivos. Contamos con una sociedad ya muy concienciada en la retirada de heces y limpieza de orines en la vía pública y en el no abandono de animales, pero hay que profundizar en esta concienciación, y la mejor forma es hacer cumplir la ordenanza” ha declarado Rafa García, alcalde de Burjassot.

Policía Local y trabajadores del servicio de limpieza y mantenimiento de Burjassot han iniciado la toma de muestras para su posterior análisis, y en el caso de que coincidan con muestras de ADN de la base de datos municipal, serán sancionados con la cantidad correspondiente. Estas extracciones de muestras se realizarán de forma habitual todas las semanas y aleatoriamente en cuanto a los espacios y vías públicas seleccionadas.

Acorde a los protocolos establecidos para la extracción de muestras de ADN, Policía Local es la encargada de dar fe del proceso de extracción de la muestra y su posterior tramitación del expediente. Policía Local también ha realizado una campaña informativa recientemente en la que se han identificado cerca de 250 animales sin ADN, de los cuales ya han sido dados de alta más de 200 en el registro, lo que redunda en los objetivos.

El banco de ADN también servirá para detectar casos de abandono de mascotas. Lamentablemente, se siguen produciendo casos de abandono de animales y a través del censo por ADN se podrá identificar a estos propietarios infractores y perseguir el abandono de forma más efectiva.

Además, se recuerda que también se comprobarán otras obligaciones, como la de portar una botella para limpiar el orín o llevar sujetos a los animales.