La portada de mañana
Acceder
El ahorro energético entra en vigor convertido en una nueva batalla política
Cinco cadáveres, una sortija y una alianza, los restos de la represión franquista
Opinión – España y los bajos salarios, por Unai Sordo

Las mejores gafas de natación para disfrutar de este verano

Si no ves este contenido puede deberse a la carga en tu dispositivo móvil. Haz clic aquí para recargar la página.

Aunque algunos atrevidos sí abran los ojos en el mar o la piscina, la realidad es que al zambullirnos no vemos prácticamente nada debajo del agua. Por eso, uno de los accesorios más comunes que suelen verse en estos ambientes son las gafas de natación.

Las clásicas gafas de natación son la alternativa cómoda a las gafas de buceo: las típicas que, además de las lentes y la cinta para sujetarse desde la nuca, cuentan con un espacio para meter la nariz. Estas pueden resultar algo incómodas para muchas personas, ya que no están acostumbradas a bañarse con ellas.

Las gafas de natación, en cambio, solo disponen de dos lentes con una cobertura impermeable y suelen funcionar como una ventosa que se ajusta a cada uno de los ojos. En ConsumoClaro, te recomendamos las mejores gafas de natación para disfrutar este verano.

Gafas de natación VETOKY

Estas gafas de natación son las clásicas de lente azul anti-vaho que nos facilitan mucho la vida debajo del agua. Con protección UV, estas gafas disponen de una cobertura impermeable fabricada en policarbonato que nos asegura un buen funcionamiento durante nuestras jornadas en la piscina.

Arena The One gafas

Qué más clásico que las típicas gafas negras de piscina. Unas gafas fabricadas sin PVC en las correas y un 50% de policarbonato en las lentes, se trata de un modelo de ajuste universal con película anti-vaho. Además, según el fabricante es apta tanto para aguas abiertas como para piscinas.

Bezzee Pro

Unas gafas de natación de corte profesional para los nadadores más experimentados. Con protección UV y película anti-vaho, este modelo dispone de un estuche para guardarlas y un botón en la parte de atrás tanto para ajustarlas más fácilmente o para quitárnosla con mayor facilidad. Además, el puente de la nariz tiene un acabado en silicona que, según el fabricante, es especialmente suave.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Aunque algunos atrevidos sí abran los ojos en el mar o la piscina, la realidad es que al zambullirnos no vemos prácticamente nada debajo del agua. Por eso, uno de los accesorios más comunes que suelen verse en estos ambientes son las gafas de natación.

Las clásicas gafas de natación son la alternativa cómoda a las gafas de buceo: las típicas que, además de las lentes y la cinta para sujetarse desde la nuca, cuentan con un espacio para meter la nariz. Estas pueden resultar algo incómodas para muchas personas, ya que no están acostumbradas a bañarse con ellas.

Las gafas de natación, en cambio, solo disponen de dos lentes con una cobertura impermeable y suelen funcionar como una ventosa que se ajusta a cada uno de los ojos. En ConsumoClaro, te recomendamos las mejores gafas de natación para disfrutar este verano.

Gafas de natación VETOKY

Estas gafas de natación son las clásicas de lente azul anti-vaho que nos facilitan mucho la vida debajo del agua. Con protección UV, estas gafas disponen de una cobertura impermeable fabricada en policarbonato que nos asegura un buen funcionamiento durante nuestras jornadas en la piscina.

Arena The One gafas

Qué más clásico que las típicas gafas negras de piscina. Unas gafas fabricadas sin PVC en las correas y un 50% de policarbonato en las lentes, se trata de un modelo de ajuste universal con película anti-vaho. Además, según el fabricante es apta tanto para aguas abiertas como para piscinas.

Bezzee Pro

Unas gafas de natación de corte profesional para los nadadores más experimentados. Con protección UV y película anti-vaho, este modelo dispone de un estuche para guardarlas y un botón en la parte de atrás tanto para ajustarlas más fácilmente o para quitárnosla con mayor facilidad. Además, el puente de la nariz tiene un acabado en silicona que, según el fabricante, es especialmente suave.

*El equipo de periodistas y expertos de ConsumoClaro recomienda de forma rigurosa e independiente productos y servicios para nuestros lectores. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos a este texto, elDiario.es recibe una comisión.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Aunque algunos atrevidos sí abran los ojos en el mar o la piscina, la realidad es que al zambullirnos no vemos prácticamente nada debajo del agua. Por eso, uno de los accesorios más comunes que suelen verse en estos ambientes son las gafas de natación.

Las clásicas gafas de natación son la alternativa cómoda a las gafas de buceo: las típicas que, además de las lentes y la cinta para sujetarse desde la nuca, cuentan con un espacio para meter la nariz. Estas pueden resultar algo incómodas para muchas personas, ya que no están acostumbradas a bañarse con ellas.