El 60% de los españoles cambian el móvil antes de que termine su vida útil

ConsumoClaro

0

Si no ves este contenido puede deberse a la carga en tu dispositivo móvil. Haz clic aquí para recargar la página.

La obsolescencia programada es una de las cosas que más detestamos de la tecnología: todos somos conscientes de que nuestros dispositivos, tarde o temprano, dejarán de funcionar debido a que el fabricante así lo desea. Esto supone, a priori, que tratamos de aprovechar al máximo la vida útil de, por ejemplo, nuestros móviles. Algo que en realidad no es cierto.

Según un estudio realizado por la empresa Netquest para el portal Milanuncios, el 60% de los españoles cambian de móvil antes de que el anterior deje de funcionar. Es decir, 6 de cada 10 personas no utilizan el terminal hasta el fin de su vida útil, sino que prefieren cambiarlo.

Un hecho que sorprende ya que, en primer lugar, un móvil supone un gran desembolso económico y, en segundo, demuestra que en la industria tecnológica aún el consumidor no es consciente del cambio climático y el impacto de sus compras.

La encuesta, realizada a más de 1000 usuarios de Milanuncios, refleja que mientras un 49% de las personas “se preocupan por el impacto medioambiental de sus compras”, un 54% de los consumidores creen que “gastan dinero en cosas que no necesitan”.

A pesar de ello, el informe, titulado Cierra el Círculo en referencia a la economía circular, también indica que tanto un 67% ha comprado alguna vez productos de segunda mano como un 56% los ha vendido, obteniendo beneficios por debajo de los 50 euros.

Más de 300 euros en móviles

Milanuncios apunta que tan solo un 10% de los consumidores gastan algún dinero -normalmente, menos de 50 euros- mensualmente a tecnología. Menos del 27% hace lo propio con productos nuevos de ropa y un 18%, de cultura. En lo que más gastan los españoles mensualmente es en vacaciones: un 37% de los consumidores destinan entre 100 y 200 euros al mes a escapadas.

Eso sí: en lo que más invertimos es en cambiarnos de móvil. Si antes comentábamos que 6 de cada 10 españoles se compran un nuevo terminal antes de que el otro deje de funcionar, Milanuncios ha identificado que el 45% de los españoles se gastan más de 300€ en la compra de un teléfono móvil. Un presupuesto que, como mínimo, nos aseguraría un terminal de gama media. La encuesta, además, destaca que un 10% se gasta más de 1000 euros por el móvil.

A mayor edad, menos gasto “innecesario”

El informe indica que, a medida que va creciendo, el consumidor se vuelve más consciente del gasto e identifica mejor qué necesita y qué no. Según su propia encuesta, un 61% de la Generación Z -jóvenes de entre 18 y 24 años- “afirma gastar dinero en artículos que no necesitan”.

Esto choca con el 60% de los mayores de 50 años que, según ellos mismos, no compran cosas innecesarias. Respecto a esto último, el 59% de las mujeres creen lo mismo frente al 48% de los hombres.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La obsolescencia programada es una de las cosas que más detestamos de la tecnología: todos somos conscientes de que nuestros dispositivos, tarde o temprano, dejarán de funcionar debido a que el fabricante así lo desea. Esto supone, a priori, que tratamos de aprovechar al máximo la vida útil de, por ejemplo, nuestros móviles. Algo que en realidad no es cierto.

Según un estudio realizado por la empresa Netquest para el portal Milanuncios, el 60% de los españoles cambian de móvil antes de que el anterior deje de funcionar. Es decir, 6 de cada 10 personas no utilizan el terminal hasta el fin de su vida útil, sino que prefieren cambiarlo.

Un hecho que sorprende ya que, en primer lugar, un móvil supone un gran desembolso económico y, en segundo, demuestra que en la industria tecnológica aún el consumidor no es consciente del cambio climático y el impacto de sus compras.

La encuesta, realizada a más de 1000 usuarios de Milanuncios, refleja que mientras un 49% de las personas “se preocupan por el impacto medioambiental de sus compras”, un 54% de los consumidores creen que “gastan dinero en cosas que no necesitan”.

A pesar de ello, el informe, titulado Cierra el Círculo en referencia a la economía circular, también indica que tanto un 67% ha comprado alguna vez productos de segunda mano como un 56% los ha vendido, obteniendo beneficios por debajo de los 50 euros.

Más de 300 euros en móviles

Milanuncios apunta que tan solo un 10% de los consumidores gastan algún dinero -normalmente, menos de 50 euros- mensualmente a tecnología. Menos del 27% hace lo propio con productos nuevos de ropa y un 18%, de cultura. En lo que más gastan los españoles mensualmente es en vacaciones: un 37% de los consumidores destinan entre 100 y 200 euros al mes a escapadas.

Eso sí: en lo que más invertimos es en cambiarnos de móvil. Si antes comentábamos que 6 de cada 10 españoles se compran un nuevo terminal antes de que el otro deje de funcionar, Milanuncios ha identificado que el 45% de los españoles se gastan más de 300€ en la compra de un teléfono móvil. Un presupuesto que, como mínimo, nos aseguraría un terminal de gama media. La encuesta, además, destaca que un 10% se gasta más de 1000 euros por el móvil.

A mayor edad, menos gasto “innecesario”

El informe indica que, a medida que va creciendo, el consumidor se vuelve más consciente del gasto e identifica mejor qué necesita y qué no. Según su propia encuesta, un 61% de la Generación Z -jóvenes de entre 18 y 24 años- “afirma gastar dinero en artículos que no necesitan”.

Esto choca con el 60% de los mayores de 50 años que, según ellos mismos, no compran cosas innecesarias. Respecto a esto último, el 59% de las mujeres creen lo mismo frente al 48% de los hombres.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

La obsolescencia programada es una de las cosas que más detestamos de la tecnología: todos somos conscientes de que nuestros dispositivos, tarde o temprano, dejarán de funcionar debido a que el fabricante así lo desea. Esto supone, a priori, que tratamos de aprovechar al máximo la vida útil de, por ejemplo, nuestros móviles. Algo que en realidad no es cierto.

Según un estudio realizado por la empresa Netquest para el portal Milanuncios, el 60% de los españoles cambian de móvil antes de que el anterior deje de funcionar. Es decir, 6 de cada 10 personas no utilizan el terminal hasta el fin de su vida útil, sino que prefieren cambiarlo.