eldiario.es

Menú

Enclave Rural Enclave Rural

WWF celebra el Día de los Humedales con la meta de "revivir" el estuario del Guadalquivir

La organización ecologista WWF celebra este año el Día Mundial de los Humedales con la vista puesta en el estuario del Guadalquivir, "la columna vertebral de nuestro humedal más emblemático, Doñana", al que pretende "revivir". En este sentido, WWF va a comenzar un "ambicioso" proyecto que busca "revertir el pésimo estado actual del estuario, un objetivo fundamental para asegurar la conservación a largo plazo de Doñana".

- PUBLICIDAD -
WWF celebra el Día de los Humedales con la meta de "revivir" el estuario del Guadalquivir

Como primera presentación de la iniciativa, el colectivo, según ha expuesto en un comunicado, ha organizado este viernes en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) una proyección pública de 'Guadalquivir', el documental de Joaquín Gutiérrez Acha y Wanda Films.

Desde la presa de Alcalá del Río hasta su desembocadura en las aguas del Atlántico, entre Sanlúcar de Barrameda y los arenales de Doñana, el Guadalquivir forma un "extenso" estuario de casi 2.000 kilómetros cuadrados, "que va mucho más allá del cauce principal del río: son también sus marismas, sus llanos mareales, su red de caños, sus brazos y sus isletas".

"El valor ecológico del estuario está reconocido a todos los niveles: Patrimonio de la Humanidad, Humedal Ramsar de importancia internacional, Reserva de la Biosfera, Parque Nacional y Natural de Doñana, Paraje Natural del Brazo del Este, Lugar de Importancia Comunitaria y Zona de Especial Protección para las Aves de la Red Natura 2000, o Reserva de Pesca", recuerdan los conservacionistas.

Sin embargo, "pese a su extraordinario valor, el estuario del Guadalquivir está al borde de la muerte, tal y como han demostrado los estudios del CSIC y de las Universidades de Granada y Córdoba". Recuerda WWF que, según los científicos, el río necesita "urgentemente" un plan de acción que detenga su progresivo deterioro y recupere los servicios ambientales, sociales y económicos por los que a lo largo de la historia se ha caracterizado el Guadalquivir en su tramo bajo.

La forma en la que se lleva a cabo el dragado de mantenimiento, la navegación actual de los buques y su oleaje, la reducción de los caudales de agua dulce, la introducción de especies exóticas, los vertidos agrícolas, urbanos e industriales o la erosión de los márgenes son algunas de las presiones que están "degradando" el estuario y las costas del Golfo de Cádiz.

En los próximos cuatro años, "el Guadalquivir será la gran prioridad del trabajo de WWF en Doñana, porque sin el río, nuestro humedal más emblemático no puede sobrevivir". La organización trabajará "mano a mano" con la población local para buscar una visión común y demostrar a las administraciones que "un estuario vivo puede ser una fuente de oportunidades y motor de desarrollo socioeconómico para la comarca".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha