eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Justicia social para desterrar los desequilibrios

Los derechos humanos encuentran un aliado en el trabajo de personas anónimas que buscan acabar con cualquier tipo de discriminación.

- PUBLICIDAD -

Los desequilibrios a lo largo y ancho del planeta tienen una amplia variedad de apellidos: económico, de género, racial y cultural, por ejemplo. Y contra ellos lucha la justicia social, que, según la ONU, "es un principio fundamental para la convivencia pacífica y próspera, dentro y entre las naciones".

La justicia social pretende, por definición, acabar con la injusticia en la sociedad con independencia de sus causas. Y, con el objetivo de concienciar sobre esta necesidad, existe el Día Mundial de la Justicia Social. Una jornada que cada 20 de febrero busca implicar a la comunidad internacional en los esfuerzos por erradicar la pobreza y sus consecuencias y por fomentar el pleno empleo y el trabajo decente, la igualdad de género y el acceso al bienestar social y la justicia para todos.

En cualquier punto del planeta pueden encontrarse iniciativas para promover la justicia social y los derechos humanos. En Córdoba, son unos jóvenes los que pretenden cambiar una realidad que consideran injusta: los desahucios. Estudiantes de Derecho de la UCO forman parte de un laboratorio jurídico que busca cambiar la actual ley hipotecaria. Un proyecto de innovación docente que motiva al alumno para que se sienta parte del problema y pueda ser parte de la solución.

La justicia social también está presente en el trabajo de Pastora, una abogada que trabaja por combatir la discriminación a la que a veces se ve sometida la etnia gitana. Un ejemplo del papel de la mujer en su integración en la educación superior (el 80% de los gitanos con estudios universitarios son mujeres) y en la defensa de los derechos humanos.

La investigación sirve para promover la justicia social. Por ejemplo la de un grupo de la Universidad de Sevilla que desarrolla tecnología low cost para el tratamiento de aguas residuales. Un modelo de fosa séptica autoconstruible para erradicar las consecuencias mortales por contacto en países cuentan con escasos recursos económicos para un tratamiento digno en algunas zonas.

 

Tres historias que buscan garantizar el bienestar social cuando algunos derechos humanos se ven amenazados. Iniciativas que representan la voluntad de las personas anónimas para convertir en realidad aquello de que todos somos iguales.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha