eldiario.es

Menú

La innovación empresarial a través de la conversación

- PUBLICIDAD -

No hay un proyecto común sin una buena historia. Para involucrar a un grupo de personas en un proyecto hace falta compartir con ellas una visión acerca de lo que es posible que suceda. Esa visión sobre lo que puede llegar a ocurrir debe provocar un compromiso tanto personal como compartido con el proyecto y con el resto de colaboradores. En ese momento en el que compartes una idea , una visión o un proyecto con futuros colaboradores, empleados , inversores o patrocinadores, haz de conectar con ellos. El buen comunicador conecta con las personas. Conectar con alguien poco tiene que ver con ser un buen orador o tener capacidad de convicción.

Conectar implica escuchar de manera activa , empática con el fin de comprender al otro, identificar sus emociones, detectar sus necesidades , sus demandas y entender la situación o el entorno en el que nos encontramos. Si queremos emocionar o motivar a alguien , es imprescindible conectar. Para conectar, tenemos que saber comunicar. Todo lo que ocurre en una empresa puede ser examinado desde la perspectiva de sus conversaciones. Lo que hacen los ejecutivos y gerentes principalmente es hablar, escuchar, comunicarse con otros, mantener algunas conversaciones y evitar otras. Mantienen conversaciones cuando crean la empresa, cuando asignan responsabilidades, contratan o despiden al personal, cuando fijan las metas o cuando venden o publicitan sus servicios o productos. Ningún área de la empresa es más dependiente de las competencias comunicativas que el escalafón ejecutivo y gerencial.

Los buenos líderes demuestran un alto nivel de competencias comunicativas. Un buen líder no debe convencer, debe provocar que el otro quiera participar activamente en el proyecto, asuma sus responsabilidades y haga propuestas de valor. Una herramienta muy importante para el buen funcionamiento de las empresas y la cohesión de los equipos es la reunión. Existen diferentes metodologías para hacer de la reunión una herramienta estratégica para la empresa, sin embargo, hoy en día seguimos infrautilizando recursos que tenemos al alcance de la mano. ¿De cuántas reuniones salimos con la sensación de haber perdido el tiempo? ¿ Cuántas veces salimos de la reunión más enfrentados de lo que lo estábamos al entrar en ella? ¿Qué tipo de reuniones celebran las empresas más innovadoras? ¿Se parecen a las que asistimos? Nuestra formación gerencial tradicional era muy limitada en cuanto a competencias comunicativas. Hoy, en Canarias, no tenemos excusas para seguir sin formarnos en estas habilidades que nos demandan los nuevos modelos de relaciones laborales. No basta con saber manejar las redes sociales. Hoy sabemos que la innovación es una ventaja competitiva , una necesidad empresarial y una realidad para nuestros jóvenes.

La innovación requiere hacer las cosas de otra manera. La innovación no se refiere únicamente a las nuevas tecnologías, se refiere principalmente a pensar diferente para actuar diferente. No innovaremos si pensamos igual que siempre y nos relacionamos de la misma manera que lo hemos hecho hasta ahora. Innovaremos cuando hagamos participar a más personas y propiciemos entornos de confianza donde el error no se traduzca en fracaso y donde se fomente la aportación de propuestas creativas y diferentes. ¿Cómo es posible innovar en entornos donde unos pocos hablan y los demás escuchan? Y en Canarias ¿ Qué hacemos hoy diferente respecto a nuestra formación? En las universidades públicas canarias, ¿Qué nivel alcanzan los graduados en Dirección y Administración de Empresas en competencias comunicativas? ¿En que habilidades y destrezas se entrenan? ¿Son suficientes para dirigir personas, gestionar conflictos, negociar, conseguir la colaboración de los demás o vender nuestros productos o servicios?

En cuanto a las escuelas de negocio me hago las mismas preguntas. Las empresas son agentes activos en la creación de riqueza de un país. Una empresa es también un espacio que se alimenta de una determinada cultura donde las personas comparten un pasado, una forma colectiva de hacer las cosas en el presente y un proyecto de futuro. Una empresa es una red de conversaciones continuas . El arte de conversar no es innato, se requiere conocimientos y sobre todo entrenamiento. Las conversaciones son importantes para hacer de la empresa un espacio en el que los individuos encuentren sentido a su trabajo y a sus vidas. Muchas veces, para encontrar soluciones o alternativas, solo hay que hacerse mejores preguntas. Y yo me pregunto ¿ Qué hace falta para que Canarias sea un referente en gestión empresarial e innovación? ¿ Qué puedo yo hacer diferente que aún no estoy haciendo?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha