eldiario.es

Menú

El Gobierno catalán tilda de "deslealtad flagrante" que Cultura compre el archivo Centelles

BARCELONA

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, calificó de "deslealtad flagrante" la actitud del Ministerio de Cultura en cuanto a la compra del archivo Centelles porque la Conselleria de Cultura había trabajado en un "acuerdo básico" para su adquisición, explicó en rueda de prensa.

- PUBLICIDAD -

BARCELONA, 30 (EUROPA PRESS)

El conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, calificó de "deslealtad flagrante" la actitud del Ministerio de Cultura en cuanto a la compra del archivo Centelles porque la Conselleria de Cultura había trabajado en un "acuerdo básico" para su adquisición, explicó en rueda de prensa.

"Esto no es una subasta; es dinero público", indicó, y destacó que no tienen ningún indicio de que la venta al Ministerio sea irrevocable. En una conversación telefónica que mantuvo hoy con la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, acordaron estudiar "posibles vías de solución" del tema, reveló.

"Estamos dolidos. El Ministerio sabía de nuestro interés" por el archivo, igual que la familia, a la que el conseller pidió que reconsidere su posición "de acuerdo a la trayectoria histórica de Centelles".

El "acuerdo básico" al que se refirió el conseller es una propuesta de compra que mandaron a los hijos del fotógrafo, Sergi y Octavi Centelles, fechada el 22 de septiembre de 2009 y firmada por el Director General del Patrimonio Cultural, Josep Maria Carreté, quien espera que sea de la "conformidad" de los herederos para poder empezar "los trámites para la adquisición".

Las condiciones de esa compra, que ya se habían comentado en una reunión que los hermanos tuvieron con Tresserras el 28 de julio de 2009, son el pago de 500.000 euros y la cesión de los ingresos que se deriven de la explotación económica del archivo a la familia desde 2009 y hasta 2015 --con lo que el conseller consideró hoy que se superaría "con creces" los 700.000 euros que ofrece el Ministerio--. A partir del 1 de enero de 2016 esos derechos pasarían a ser de la Generalitat.

Además, la conselleria se comprometía a conservarlo en el Archivo Nacional de Catalunya, hacer una exposición de relevancia sobre el archivo, acompañada de un catálogo de prestigio, y a convocar junto al Col·legi de Periodistes un premio de fotoperiodismo con el nombre de Agustí Centelles.

"Decir que no teníamos interés es una frivolidad", criticó Tresserras, y añadió que la Generalitat "no puede ser sometida a chantaje" ni participar en subastas, porque maneja dinero público y "nadie" puede hacerse con un "botín".

El 22 de octubre de 2009 los hermanos Centelles se empezaron a comunicar mediante un representante, Joaquín D. Gasca, quien avisó de que había otras ofertas, por lo que la Generalitat tenía que mejorar la suya.

Los hijos, por "el estrés y la presión" de esta situación complicada han tenido "una actuación desleal respecto a la mantenida antes", observó el conseller, y opinó que el resultado de ese cambio de rumbo "no es leal a la memoria de Agustí Centelles".

En cuanto a las declaraciones que hicieron los hijos de Centelles hoy a TV3, en las que aseguraban que preferían quemar el archivo a dárselo al enemigo, "y la Generalitat no ha sido amiga", dijeron, el conseller afirmó: "Todos nos equivocamos", y pidió dar marcha atrás para volver "a la razón".

AGOTAR EL DIÁLOGO

González-Sinde le dijo hoy a Tresserras que la venta es una operación cerrada que tiene que "verificar", ya que se ha realizado desde otros estratos ministeriales.

La Conselleria aún no ha tenido acceso al documento de venta firmado, por lo que el conseller exigió "un gesto claro" al respecto y, de no haberse vendido aún, siguen aspirando a comprar el archivo "en los términos planteados, porque son los justos".

Consideró "fundamental" que el Estado reconozca la pluriculturalidad de España y la magnitud estatal de la cultura catalana. "No puede vivirse con incomodidad permanente desde el Estado y que comporte deslealtades", dijo.

El archivo Centelles fue declarado por Tresserras Bien Patrimonial Catalán, y eso podría bloquear la salida de las fotografías de Catalunya, aunque el conseller avisó de que esa declaración "no es ningún expolio".

El Ministerio tiene un derecho de tanteo y retracto prioritario al de la Generalitat, por lo que tiene más capacidad para actuar en este tema, reconoció Tresserras. "El Ministerio nos ha lanzado un reto; nosotros se lo lanzamos al Ministerio", avisó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha