eldiario.es

Menú

Javier Reverte: "Africa es como enamorarse de una mala mujer a la que tienes que volver"

MADRID

Diez años después de haber cerrado su célebre trilogía africana y de haber hollado los lugares más recónditos del planeta, el escritor Javier Reverte vuelve al continente que más ama con un nuevo viaje que le sumerge de nuevo en las esencias de un territorio en el que los ecos del pasado legendario siguen resonando en los nombres y las vidas de los habitantes de las aldeas.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Javier Reverte

Javier Reverte

Diez años después de haber cerrado su célebre trilogía africana y de haber hollado los lugares más recónditos del planeta, el escritor Javier Reverte vuelve al continente que más ama con un nuevo viaje que le sumerge de nuevo en las esencias de un territorio en el que los ecos del pasado legendario siguen resonando en los nombres y las vidas de los habitantes de las aldeas.

"Yo camino como mochilero, no como turista, y trato de meterme en la verdadera África. La literatura de viajes está en penetrar en la razón de ser de las gentes de los países", ha planteado Reverte en la presentación del libro, antes de sentenciar: "África es fatigosa y cansada, pero es como una mala mujer de la que te has enamorado y tienes que volver a ella".

En 'Colinas que arden, lagos de fuego', Reverte dirige en esta ocasión sus pasos hacia las coordenadas que han hecho de África el poderoso imán que aún sigue fascinando a los occidentales: lagos como el Turkana, en el norte de Kenia, o el inmenso Tanganika, recorrido por el transbordador Liemba, que ya navegaba por esas aguas durante la Primera Guerra Mundial, e inspirara 'La Reina de África'. También ha pasado por poblaciones como Chitambo, la pequeña aldea de Zambia donde murió David Livingstone.

"Todo viaje por africa tiene un punto de aventura", asegura Reverte, quien en esta ocasión ha viajado en grupo porque "no podría haberlo hecho solo". "Por ahora me sigue apetenciendo caminar porque me rejuvenece", añade antes de señalar a Tanzania como su país preferido del continente africano.

Para esta ocasión, Reverte ha querido acompañarse de amigos y familiares, una forma de transmitir y compartir una pasión africana que se muestra en los paisajes en una población que lucha por salir adelante entre guerras y pobreza. Pasado y presente, leyenda y vida cotidiana, se entrecruzan así una vez más en la forma que se ha convertido en sello distintivo de Javier Reverte.

"En esencia, África no ha cambiado mucho en los últimos años. Quizás hay más hoteles de lujo y mejores coches, pero la miseria es la misma y los caminos siguen sin asfaltar. No hay un cambio sustancial en la mejora de la calidad de vida de los africanos", afirma el escritor, que ya mira hacia el río Yangtsé como su posible próximo destino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha