eldiario.es

Menú

Carlos Álvarez, brillante vencedor de la 'Transgrancanaria' más exigente

EL CALOR Y LA DUREZA DEL RECORRIDO PASÓ FACTURA A 107 PARTICIPANTES QUE TUVIERON QUE RETIRARSE

- PUBLICIDAD -

El tinerfeño Carlos Álvarez se impuso en la Transgrancanaria sur-norte, de 117 kilómetros, con salida en Maspalomas y meta en la playa de Las Canteras, y disputada entre el sábado y este domingo. Necesitó 15 horas y 3 minutos para completar el itinerario. Guacimara Martín venció en la clasificación femenina con 17 horas y 59 minutos. Participaron 325 deportistas. La mayoría cruzó la meta la noche del sábado al domingo.

La Transgrancanaria sur-norte estrenaba en esta edición un recorrido de 117 kilómetros, 32 más que la celebrada el año pasado. 273 deportistas tomaron la salida a las seis de la mañana en Maspalomas. Por delante les esperaba un itinerario muy duro con dos partes claramente diferenciadas. Una subida muy exigente pasando por los barrancos de Fataga, Vicentes, la presa de Ayagaures, atravesando el pinar de Pilancones, San Bartolomé de Tirajana, las presas de Chira, Soria, subida hacia el embalse de Las Niñas y la interminable rampa de Aserrador hasta el Roque Nublo.

A partir de este punto emblemático comenzaba un vertiginoso descenso pasando por los Llanos de la Pez, Cruz de Tejeda, Cueva Corcho, Lanzarote, el barranco de Madrelagua, Teror, el barranco de Tenoya, Los Giles y hasta la meta de Las Palmas de Gran Canaria en la plaza de La Puntilla, en la playa de Las Canteras, punto que no alcanzaron cien participantes.

El vencedor, Carlos Álvarez, estuvo siempre entre los primeros clasificados. A partir de la presa de Chira se quedó en solitario y no abandonó el liderato hasta la meta.

"Mi estrategia ha sido ir de menos a más, con calma, a un ritmo constante y tirar en la bajada", explicaba el deportista

Álvarez supo aguantar el fuerte calor del día durante la subida, aunque reconoce que el tramo de ascensión al Roque Nublo: "Fue horroroso, hacía muchísimo calor, unido a la dureza del terreno".

Sin embargo, Álvarez reconoce que el peor tramo lo sufrió en el barranco de Tenoya, muy pedregoso. El atleta manifestaba que la causa fue: "Porque me cogió ahí la noche, tenía las piernas cargadas, tienes que parar a sacar el frontal -linterna-. Tuve ganas de llorar y sabía que por detrás me iban recortando tiempo".

A las nueve de la noche alcanzó la meta, donde muchísima gente aclamó con aplausos su gesta tras 15 horas y 3 minutos de carrera.

En segundo lugar entró, a 30 minutos de diferencia, Claudio Javier Alonso, de 39 años. Realizó una carrera muy inteligente dosificando en la subida. "Especialmente en la subida al Roque Nublo, donde tuve que bajar el ritmo", indicó.

En el campamento de El Garañón comió bastante, estiró y se lanzó a la bajada. En Teror ya era cuarto. En el barranco de Tenoya, ya de noche, adelantó al tercer clasificado y en los Giles se colocó en segunda posición, que mantuvo hasta la meta. "Este puesto ha sido la sorpresa de mi vida", agregó satisfecho.

El grancanario Juan Jesús Falcón ocupó la tercera plaza de la general y la primera de la clasificación para participantes entre 40 y 50 años. El cuarto puesto de la general fue para el madrileño Emilio José Martínez, que realizó una prueba muy regular, mientras que Sergio Espinosa, con mucho sufrimiento, logró el quinto lugar.

Isidro Rodríguez venció la categoría de participantes mayores de 50 años realizando un tiempo de 18 horas y 50 minutos. Eolo González fue segundo y Leopoldo Gozal ocupó la tercera plaza.

Victoria incontestable de Guacimara Martín

Guacimara Martín, de 28 años, realizó una carrera espectacular. Demostró ser la mejor al sacarle a la segunda clasificada dos horas y ser la undécima de la general al cruzar la meta a las doce de la noche del sábado, tras 17 horas y 59 minutos de carrera.

"El calor me favorece y supe regular mis fuerzas en todo momento. La subida al Roque Nublo la hice bien a pesar de la dureza, ya que había mucha gente tumbada con los pies en alto, otros buscando cualquier sombra", recuerda Martín, que reconoce que a pesar de su victoria, la prueba ha sido "más dura de lo esperada".

La segunda mujer clasificada fue Charo Zea, que cruzó la meta tras 21 horas y 54 minutos de carrera. La tercera plaza la alcanzó Estrella del Castillo con 24 horas y 49 minutos.

Tras cruzar la meta, la mayoría de los deportistas confirmaban que la bajada ha sido la parte más dura de la carrera. Muchos alcanzaron la meta con ampollas en los pies, calambres, heridas superficiales en los dedos de los pies y coincidiendo en que "ha sido una carrera durísima, más de lo imaginado".

Esta edición de la Transgrancanaria se clausuró este domingo al mediodía con un almuerzo en la meta, la plaza de La Puntilla de la playa de Las Canteras, y con la entrega de premios a los mejores clasificados de cada categoría.

La próxima edición será su versión oeste-este, 75 kilómetros entre Agaete y Arinaga, que se disputará en octubre de este año.

Además, también se disputó la Media Transgrancanaria, de 43 kilómetros, con salida en los Llanos de la Pez. Venció Reinaldo Ojeda con 4 horas y 23 minutos en masculino y Mariló González entre las mujeres con 5 horas y diez minutos. En esta modalidad abandonaron siete corredores.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha