eldiario.es

Menú

El presidente iraní insiste en que no se va a frenar el enriquecimiento de uranio

ESTÁ DISPUESTO A DIALOGAR CON LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

- PUBLICIDAD -

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha aprovechado su discurso del 28 aniversario de la revolución que en 1979 derrocó al régimen monárquico para reiterar que su país no suspenderá el enriquecimiento de uranio, aunque sí se mostró dispuesto a continuar el diálogo con la comunidad internacional sobre el plan nuclear iraní.

"No aceptamos las condiciones imposibles de cumplir, y no suspenderemos nuestras actividades", dijo Ahmadineyad en el discurso que pronunció ante decenas de miles de iraníes . También afirmó que Teherán anunciará el próximo 9 de abril "un nuevo avance" en sus actividades nucleares.

El líder iraní insistió en que "a pesar de que el Parlamento Islámico de Irán ha dado el permiso al Gobierno para que pueda revisar el nivel de sus colaboraciones con el OIEA o incluso suspenderlas y salir del TNP (Tratado de No Proliferación de armas nucleares), el Gobierno iraní quiere resolver el caso de forma pacífica y a través del dialogo".

Ahmadineyad minimizó la importancia de posibles medidas punitivas contra su país en relación con el programa nuclear, y mostró su confianza en que al final la República Islámica "saldrá victoriosa".

Ante miles de personas que ondeaban banderas de Irán, Ahmadineyad declaró que su país había conseguido la tecnología nuclear gracias a los esfuerzos de la juventud iraní. "El pueblo iraní tiene hoy en día la tecnología nuclear y la utiliza en diferentes campos pacíficos", dijo. Además advirtió que todas las actividades nucleares siguen adelante.

"La extracción de material (mineral de uranio) en Isfahán se esta llevando a cabo con rapidez, mientras que las instalaciones de producción de agua pesada, y la central que funciona con agua pesada" continúan funcionando, dijo el mandatario iraní que precisó que estos avances se estaban utilizando en los campos de la medicina.

Mientras el presidente iraní realizaba su discurso, desde Múnich, el jefe negociador iraní para la cuestión nuclear, Ali Lariyani, afirmaba en la Conferencia de Seguridad que su país no abandonará su programa nuclear porque sus propósitos son pacíficos, pero se mostró abierto al diálogo y la negociación. "Irán no tiene la intención de atacar a nadie. No somos un país agresor", dijo Lariyani, que negó que su país tenga aspiraciones expansionistas o quiera convertirse en un "imperio regional".

Afirmó que Irán está dispuesto a negociar de forma constructiva y encontrar una solución con la comunidad internacional, y criticó que "se nos quiera penalizar por algo que no ha sucedido".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha