eldiario.es

Menú

Rubalcaba apoya con condiciones la nacionalización de Bankia para que no quiebre

MADRID

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este jueves que su partido está a favor de la entrada del Estado en Bankia "por responsabilidad", para "proteger a los ahorradores" y porque permitir la "quiebra" de la cuarta entidad financiera del país supondría un "daño incalculable" para la economía española, pero ha advertido de que los socialistas pondrán condiciones y exigirán la asunción de responsabilidades.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Alfredo Pérez Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este jueves que su partido está a favor de la entrada del Estado en Bankia "por responsabilidad", para "proteger a los ahorradores" y porque permitir la "quiebra" de la cuarta entidad financiera del país supondría un "daño incalculable" para la economía española, pero ha advertido de que los socialistas pondrán condiciones y exigirán la asunción de responsabilidades.

En concreto, ha reclamado que cuando el Estado pueda salir de Bankia lo haga "sin perder un solo euro público" en la operación. Por eso, no ha fijado un plazo para esa salida, sino que a su juicio debe hacerse cuando el Estado pueda desprenderse de su participación sin perder dinero o, "a ser posible, con beneficios". En segundo lugar, Rubalcaba que el proceso de restructuración de la entidad sea negociado con el PSOE y los sindicatos y que se delimiten responsabilidades.

Sobre las "responsabilidades", ha criticado que el PP siempre trate de buscar culpables fuera de su entorno y ha avertido de que habrá que mirar la "historia" de Bankia, de Cajamadrid y de Bancaja, porque el proceso de "intoxicación" de Bankia "viene de lejos", por "muchos años de mala gestión". De hecho, ha apoyado la petición del líder del PSM, Tomás Gómez, de una comisión de investigación en la Asamblea de Madrid para que haya "máxima transparencia".

¿RESPONSABILIDAD DE MAFO?

Preguntado una y otra vez sobre si la asunción de responsabilidades debe alcanzar al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez -nombrado por el PSOE-- y en qué debe traducirse, se ha limitado a decir que habrá que "hablar de todo" y "mirarlo todo" una vez que el Gobierno y los actuales gestores de Bankia faciliten al PSOE información detallada. "Cuando la tenga les garantizo que no me morderé la lengua, no es un vicio que tenga", ha añadido.

Rubalcaba se ha expresado así en rueda de prensa después de una reunión con su equipo económico para preparar el encuentro que mantendrá esta tarde con el ministro de Economía, Luis De Guindos, una representación del PSOE formada por el secretario de Organización, Óscar López; la responsable económica, Inmaculada Rodríguez-Piñero y el portavoz de Economía en el Congreso, Valeriano Gómez. En la reunión, prevista sobre las 20.30 horas, el PSOE espera conocer el decreto de reforma financiera que aprobará el viernes el Gobierno.

El dirigente socialista ha dicho que el PSOE avala "estrictamente" la operación de entrada en Bankia, "pensando en los millones de españoles que tienen allí sus ahorros" pero ha advertido de que tiene "poquísima información" del Ejecutivo y de que quedan "muchísimas cosas por resolver". Así, a la espera de conocer el "plan" de Gobierno, no ha querido prejuzgar si el PSOE apoyaría que Bankia fuese 'troceada' como solución a sus problemas.

LA ACTITUD DEL GOBIERNO "AFECTA A LA MARCA ESPAÑA"

Rubalcaba ha vuelto a tildar de "deplorable" cómo ha gestionado el Gobierno la nacionalización de la banca, empezando porque tuviera que ser el líder de la oposición el que tranquilizase a la población. La sucesión de improvisaciones y filtraciones, ha añadido, "afecta a la marca España que tanto preocupa al Gobierno".

En este sentido, ha recalcado que el procedimiento legal de nacionalizar Bankia debió de ser el contrario: que el anterior presidente de la entidad reuniese al consejo de administración para pedir la intervención, que el Estado tomase el control y que a continuación se remplazase al presidente. "Eso dura dos horas", ha añadido.

Rubalcaba sí ha adelantado cuatro "criterios" del PSOE para negociar su apoyo al decreto de reforma financiera que aprobará mañana el Gobierno y, en este ámbito, sí ha dejado claro que es "reticente" a la creación de sociedades segregadas de activos tóxicos o 'bancos malos'. "Cuando sale lo tóxico alguien acaba tomándoselo y envenenándose. Suele ser el Estado y no queremos que pase", ha argumentado.

Los otros tres serán "garantizar" que al final del proceso cualquier dinero público que se utilice pueda recuperarse sin pérdidas (o a ser posible con beneficios), que el saneamiento se haga pensando en los clientes de las entidades -ahorradores, empresas, comunidades autónomas y ayuntamientos-- y que las restructuraciones se hagan de la manera más transparente posible, quedando claro quién las gestiona y cuánto cobra por ello. No ha valorado, en cambio, el aumento de provisiones que previsiblemente el Gobierno impondrá a las entidades.

Rubalcaba ha dejado claro que no cree necesario que ninguna entidad española tenga que recurrir al Fondo Europeo de Estabilización Financiera (el 'fondo de rescate' europeo) y no se ha pronunciado sobre si alguna más tendrá que ser nacionalizada. Preguntado si no hubiera sido mejor la nacionalización de una caja envergadura al inicio de la crisis financiera, ha replicado que el Estado ya entró en otras cajas cuando lo consideró necesario (Caja Castilla-La Mancha, Cajasur, Caixa Catalunya o NovacaixaGalicia) .

"UNA UNICA HOJA DE RUTA", CON EDUCACIÓN Y SANIDAD

Según ha dicho, el PSOE espera un diálogo "fluido y profundo" sobre el asunto. La delegación socialista la encabezará Óscar López y lo primero que hará será dejar claro al Gobierno que los ciudadanos percibirán como un solo paquete y una sola "hoja de ruta para la salida de la crisis por parte del Gobierno" los tres decretos que el Congreso convalidará el próximo jueves: la reforma financiera y los recortes en educación y sanidad.

Así, López subrayará a De Guindos que para el PSOE la sanidad y la educación son tan importantes como la salud del sistema financiero y que lo ven todo como un "marco global", pero no ha precisado cómo se traducirá eso en la negociación o en sus votaciones en el Congreso.

El PSOE acudirá a la cita con el ministro porque no le "duelen protocolos" y es su responsabilidad, a pesar de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sigue sin llamar a Rubalcaba. Éste ha insistido hoy en que "quien tiene que descolgar el teléfono es él" y que cada uno será juzgado por su responsabilidad.

El Gobierno tampoco ha llamado al PSOE para buscar un sustituto al gobernador del Banco de España pero, como con la renovación de los demás órganos institucionales, el líder del PSOE ha señalado que cuando se "formalice" ese diálogo, el PSOE estará "en la mejor disposición" para llegar a un acuerdo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha