eldiario.es

Menú

Rechazada una enmienda para revisar la rebaja salarial del 5%

HABÍA SIDO PRESENTADA POR EL GRUPO MIXTO (NC-PIL)

Román Rodríguez considera que la medida, que afecta a los empleados públicos, es "injusta y no negociada".

- PUBLICIDAD -

El Grupo Mixto (NC-PIL) no han conseguido convencer al Gobierno ni a los grupos que lo apoyan congelar la reducción del 5% de la retribución salarial de los funcionarios.

Román Rodríguez, portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Mixto, afirmó que esta medida es injusta y no negociada, ya que "no es lo mismo ganar 20.000 euros al año que ganar 60.000, pero aquí se hace de forma lineal y no en función de los salarios".

El líder de NC, que este jueves defiende las 24 enmiendas del Mixto a la Ley que subirá impuestos y efectuará recortes en el gasto público a partir del 1 de julio, ha insistido en que en los próximos seis meses habrá "3.000 despidos" en el personal laboral por culpa de esta Ley que este jueves aprobará el Parlamento.

"El Gobierno ha tomado el camino fácil de recortar de manera lineal el Capítulo I", ha afirmado Rodríguez desde el estrado, para insistir en que "si las Cortes adopta la medida de rebajar aún más los salarios públicos, serán doblemente castigados en Canarias".

El presidente del Grupo Nacionalista (CC-PNC-CCN), José Miguel Ruano, admitió que la medida "es difícil de adoptar", pero insistió en que el Ejecutivo canario hace un "ejercicio de responsabilidad" para cumplir los objetivos de déficit para este año.

Una situación agravada por el recorte de 800 millones de euros en la financiación incluida en los Presupuestos del Estado referidos al Archipiélago.

"Ahora estamos en una situación de emergencia, y en una situación de crisis en la que se debate el rescate de España, en Canarias se toman decisiones para garantizar la nómina de los empleados públicos", afirmó Ruano.

También ha recordado el líder de NC que a los empleados públicos ya se les redujo su salario en mayo de 2010, a lo que hay que añadir la subida del IRPF llevada a cabo por el Gobierno que preside Mariano Rajoy.

Según Rodríguez, con esta reducción salarial "que no se ha negociado, sino que se impone de manera unilateral", los 62.000 empleados de la Comunidad Autónoma tendrán mucha menos renta disponible, con lo que se deprimirá más el consumo y la economía canaria entrará en recesión, porque también disminuirá la recaudación tributaria prevista en la Ley.

"Eso es una torpeza", concluyó Rodríguez.

Gravar a las rentas más altas

El Grupo Mixto (NC-PIL) no ha conseguido convencer al Gobierno ni a los grupos que lo apoyan para gravar a las rentas más altas y los votos de nacionalistas y socialistas han rechazado la enmienda que pretendía incluir dos nuevos tramos en el IRPF.

Román Rodríguez, portavoz de Nueva Canarias (NC) en el Mixto, ha insistido en su tesis de que es el sistema fiscal "justo" y "progresivo" el que debe garantizar la prestación de los servicios públicos esenciales.

"Subir impuestos nunca es popular, y nosotros hicimos la propuesta desde la oposición, cuando tocaba", ha recordado Rodríguez desde el estrado al referirse a la aprobación de los Presupuestos canarios para 2012.

Por ello, ha propuesto añadir dos tramos nuevos en el IRPF de las rentas más altas, uno de 60.000 euros a 90.000 euros de base liquidable y otro de 90.000 euros en adelante, a los que se le aplicaría el 23,5% y el 25%, respectivamente.

Cuadrar las cuentas

Sin embargo, los grupos del Pacto aseguraron que no podían aceptarlas porque, en todo caso, "no se podrían cuadrar las cuentas este año, que es el que nos preocupa, y habría que dejarlas para el año que viene".

Así lo aseguró el socialista Emilio Mayoral, pese a que "estamos de acuerdo con la filosofía de que quien más gana, pague más".

Por tanto, CC y PSC tampoco aceptaron que, en el Impuesto sobre el Patrimonio de las Personas Físicas, se aumentara un 10% en todos los tramos la actual escala que va del 0,2% al 2,5%, como ya se aplica en Andalucía.

"Se le da una señal a la ciudadanía", afirmó el líder de NC.

Tampoco consiguió Rodríguez suprimir el impuesto sobre las grandes superficies, una figura de nueva creación, basada en criterios medioambientales, que el líder de NC considera que se ha introducido de manera rápida e improvisada.

Según Rodríguez, los propios empresarios han asegurado que esta impuesto puede suponer una pérdida de 1.000 puestos de trabajo.

"Los impuestos medioambientales son muy importantes, pero deben ser utilizados para fomentar el respeto al medio ambiente, pero no tiene sentido incluirlo en esta ley", concluyó Rodríguez.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha