eldiario.es

Menú

Clavijo se enfrenta al Debate sobre Canarias sin la confianza del Parlamento

Es el primer presidente que desde 1991 se presenta sin respaldo parlamentario al Debate sobre el estado de Canarias

El presidente se sustenta en el apoyo del 18% de los votantes y está al frente del Ejecutivo gracias a un acuerdo que ya no existe

Patricia Hernández (PSOE): "Parte de la gestión es responsabilidad nuestra, y asumiremos tanto lo que se ha hecho bien como lo que puede ser mejorable, sin olvidarnos de criticar todo lo que es un fracaso del Gobierno"

José Miguel Ruano (CC): "Lo importante es poder promover resoluciones que sean de común acuerdo entre todos los grupos que sirvan para lo que le importa a la gente"

Australia Navarro (PP): "Espero que ni el presidente ni los socialistas aprovechen para tirarse los trastos a la cabeza, que ya nos han hecho perder mucho tiempo a los canarios con sus peleas"

Noemí Santana (Podemos): "Se han cumplido los peores presagios y la meta de Clavijo es gobernar para los poderosos y las élites"

Román Rodríguez (NC): "El presidente solo ha movido las leyes que tienen que ver con el cemento y no aquellas que solucionan los problemas de las personas"

- PUBLICIDAD -
Fernando Clavijo (i) en el Parlamento de Canarias junto a Pablo Rodríguez (d)

Fernando Clavijo (i) en el Parlamento de Canarias junto a Pablo Rodríguez (d) Flickr Presidencia

El 21 de marzo se iniciará el vigésimo segundo Debate sobre el Estado de la Nacionalidad de la historia democrática de Canarias. Por primera vez desde 1991, el presidente del Gobierno presentará su gestión a examen del arco parlamentario sin contar con la confianza del Parlamento.

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, hará balance la penúltima semana de marzo de sus últimos 12 meses de gestión al frente de un gabinete que desde diciembre de 2016 está en minoría tras haber expulsado de su seno a sus exsocios del PSOE.

Será en esos tres días que van del 21 al 23 de marzo cuando Clavijo y el Grupo Nacionalista que lo apoya analicen la situació n del Archipiélago y de su gabinete y ambos definan las lí neas estratégicas de cara a los próximos 12 meses, mientras que las fuerzas de la oposición pondrán de manifiesto el fracaso del jefe del Ejecutivo e intentarán marcar su hoja de ruta aprovechando, precisamente, su soledad parlamentaria.

Nunca hasta ahora un jefe del Ejecutivo ha estado más en precario a la hora de afrontar un debate político anual tan importante, por lo que intentará atraer a los conservadores del PP y a los tres diputados que lidera Casimiro Curbelo a la estabilidad que ansía para culminar una Legislatura que está en su ecuador y aún tiene 850 complicados días por delante.

Un presidente que se sustenta en el apoyo del 18% de los votantes y que está al frente del Ejecutivo gracias a un acuerdo que ya no existe, pero que defiende su continuidad en base a que perviven minorías gubernamentales en otras 14 comunidades autónomas e incluso en el propio Gobierno de España.

Un jefe del Ejecutivo que se apoya sin ambages en el apuntalamiento ofrecido por el líder del Grupo Mixto (Agrupación Socialista Gomera), Casimiro Curbelo, y en la teoría política de que mientras el presidente Mariano Rajoy necesite el voto de Ana Oramas en el Congreso de los Diputados, el PP no hará ninguna maniobra censurante en el Archipiélago.

Clavijo contra Hernández

Una soledad parlamentaria que da lugar a otra de las características especiales del próximo Debate sobre el estado de la Nacionalidad: el primer cara a cara de calado que, si exceptuamos la pregunta de control llevada a cabo en la sesión plenaria del 7 de marzo, protagonizarán Clavijo y su ex vicepresidenta, la socialista Patricia Hernández.

"Este debate lo afrontamos de forma diferente, porque parte de la gestión de los últimos 12 meses es responsabilidad nuestra, y asumiremos todo lo que se ha hecho, tanto lo que se ha hecho bien como lo que puede ser mejorable, sin olvidarnos de criticar, como oposición que también somos, todo lo que consideramos que es un fracaso del Gobierno", adelanta Hernández.

"No es un debate más, es muy significativo porque visualizará la crónica de un doble fracaso: el del Pacto CC-PSOE y el de la mala gestión de Clavijo en las políticas que afectan a las personas, como son la sanidad, la educación o los servicios sociales", apunta la portavoz de los conservadores, Australia Navarro.

Fernando Clavijo comparece en el Parlamento ante la atenta mirada de Patricia Hernández y Lavandera

Fernando Clavijo en el Parlamento ante la atenta mirada de Patricia Hernández y Lavandera Flickr Parlamento de Canarias

Por ello, espera que "ni el presidente ni los socialistas lo aprovechen para tirarse los trastos a la cabeza, que ya nos han hecho perder mucho tiempo a los canarios con sus peleas".

A este respecto, Hernández asegura que "nos haremos responsables de lo que seamos responsables, pero no de aquello que no sea de nuestra responsabilidad. El presidente marcará su estrategia, y si opta por un ataque, no dejaremos nada por responder, eso lo aseguro".

Con todo, la socialista insiste en que "quiero que sea un debate útil para la ciudadanía y que en esas cuatro paredes se diga y se sienta lo que se dice y se siente en la calle, que no es otra cosa que el empleo, la educación, la sanidad y los servicios sociales".

Poner a las personas en la agenda presidencial

Y si el cara a cara Clavijo-Hernández es uno de los focos de lo que sucederá del 21 al 23 de marzo en el hemiciclo de la calle Teobaldo Power, el otro es saber si el PP abandona su calculada ambigüedad y Asier Antona (recién aterrizado de un Congreso que lo ha encumbrado como líder) desvela si apoyará al Ejecutivo sentándose en los sillones azules o desde fuera pactando políticas concretas pero sin quemarse en un gabinete que tiene un presidente al que los conservadores ya consideran amortizado.

Un Antona que en los últimos meses ha reiterado que la inestabilidad del gabinete no es buena para una Comunidad Autónoma con tantos retos sociales y económicos que afrontar en los escenarios insular, nacional y europeo.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (d), y el presidente del PP autonómico, Asier Antona.

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo (d), y el presidente del PP autonómico, Asier Antona. EFE/Ángel Medina G.

"Nuestra intención es hacer un diagnóstico crítico y realista y plantear numerosas propuestas de futuro y de estabilidad para conseguir que, de una vez por todas, las personas estén en la agenda del Gobierno de Clavijo", remacha Navarro.

De momento, y como pista, la propia Navarro puso el pasado 19 de enero, durante el debate extraordinario sobre la ruptura del Pacto PSOE-CC, las condiciones de los conservadores para que Clavijo (que “ya no puede hacer las cosas solo y a su manera”) pueda estar tranquilo los próximos dos años: un “Plan de Choque con ficha presupuestaria contra las listas de espera, un Pacto por la Educación, rebajar el IGIC, la aprobación de la Ley de Servicios Sociales y de la Ley del Suelo, un cambio en las políticas de empleo y apostar por un modelo económico que prime a los emprendedores".

Gobernar para las élites

Precisamente, la portavoz de Podemos, Noemí Santana, afirma que "a lo mejor el PP nos sorprende y deja de ser ambiguo y aclara su postura" aunque, como "las últimas semanas las aguas están revueltas, tememos que socialistas y nacionalistas sigan sus reproches entre cónyuges divorciados".

Frente a esa temida posibilidad "de que la base del discurso sea la realidad de CC y del Gobierno", la formación morada centrará su intervención (la última de la tarde del martes 21) en que "se han cumplido los peores presagios, y la meta de Clavijo es gobernar para los poderosos y las élites".

Por ello, "defenderemos firmemente lo público frente a cómo se han degradado los servicios públicos" en las Islas desde 2015. "Un ejemplo es cómo ha puesto en jaque a la Sanidad, pues quiere vender a cachitos y a precio de saldo lo que es de todos", afirma Santana.

Las leyes del cemento

De "crítica, dura y alternativa" califica el líder de Nueva Canarias (NC) su intervención el 21 de marzo en el debate de política general, pues "no entraremos en la estrategia de Clavijo de intentar tapar su incapacidad y su mal Gobierno con la pantalla de sus problemas con sus exsocios".

Aunque reconoce que "es cierto que es un Gobierno en minoría, sin apoyo popular ni parlamentario, y que su situación es peor que hace un año, no nos centraremos en eso, porque el problema gordo no es ese, aunque sí aprovecharemos esa debilidad para sacar adelante resoluciones contrarias a lo que quiere CC".

"Clavijo solo ha movido las leyes que tienen que ver con el cemento, como la del Suelo, la Turística o la de las Islas Verdes, que son textos claramente desarrollistas, y no aquellas que solucionan los problemas de las personas", insiste el líder de NC.

El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, en un pleno del Parlamento de Canarias

El presidente de Nueva Canarias, Román Rodríguez, en un pleno del Parlamento de Canarias Flickr Parlamento de Canarias

Para Rodríguez, "lo único que va bien en Canarias es lo que no depende de un Gobierno que es inoperante e ineficaz en los problemas sociales y económicos destinados a que la gente salga de la crisis".

Común acuerdo

¿Y qué dice el grupo del que forma parte el presidente Clavijo? Pues lo lógico en esta situación: "nuestro discurso no es más importante, en la situación actual, que el trabajo diario en el Parlamento, donde se requieren acuerdos porque no contamos con un socio mayoritario", tal y como afirma el portavoz, José Miguel Ruano.

Por tanto, en el próximo debate, "veremos el mensaje de la oposición y, conforme al mismo, intentaremos elaborar propuestas de resolución que sirvan para orientar esas políticas y llegar a acuerdos con los otros grupos, esa es nuestra tarea".

Aunque es una situación complicada, Ruano se muestra optimista porque "gracias al trabajo diario tenemos muchos avances con ASG y algunos con el PP, lo que es un claro esfuerzo por llegar a acuerdos".

"Lo importante es poder promover resoluciones que sean de común acuerdo entre todos los grupos y que sirvan para lo que le importa a la gente, como es orientar las políticas públicas en Sanidad, Educación, Servicios Sociales, desarrollo de la economía y todo lo que implica negociar con el Estado las reformas del Estatuto, la electoral y el sistema de financiación", concluye Ruano.

22 debates y seis presidentes

El actual Reglamento de la Cámara regional recoge que cada uno de los cuatro años que componen la legislatura el pleno celebrará un debate sobre la orientación política general del Gobierno de Canarias. Está regulado, además, que dicho debate tenga lugar en el mes de marzo, salvo los años electorales, que deberá celebrarse en febrero.

Hasta 1999, se denominaba debate general sobre el estado de la región y tenía lugar en el mes de octubre. Sólo se desarrollaba tres veces por mandato, ya que se exceptuaba el año en que hubiese investidura de un presidente del Gobierno.

Parlamento de Canarias.

Parlamento de Canarias. @parcan

Con el del pró ximo, serán ya 22 los debates sobre el estado de la Nacionalidad celebrados tras la aprobación del Estatuto de Autonomía si se incluyen los debates generales sobre el estado de la región, precedentes de la actual denominación. El primero en inaugurarlos fue el socialista Jerónimo Saavedra en 1991, al que le siguieron Manuel Hermoso, Román Rodríguez, Adán Martín, Paulino Rivero y el actual jefe del Ejecutivo.

Rivero ha sido el que más debates de este tipo ha protagonizado, ya que se sometió ocho veces al balance de su gestión al frente del Ejecutivo.

La hoja de ruta de 2016

En 2016, tras el primer Debate sobre el estado de la Nacionalidad de la era Clavijo y con el Pacto con el PSOE todavía vigente, los grupos presentaron un total de 304 propuestas de resolución, de las que se aprobaron un total de 114, que conformaron la hoja de ruta no vinculante que el Parlamento marcó al Gobierno para los futuros 365 días que culminan el próximo 21 de marzo.

En aras de visualizar el buenrollismo anunciado por el presidente en su investidura de 2015, el Pacto apoyó cuatro de las 57 propuestas del PP además de otras 57 propias de CC y PSOE; 16 de las 70 de Podemos; 21 de las 75 de NC y 16 de las 45 del Grupo Mixto (ASG).

Grupo de Podemos en el Parlamento de Canarias

Grupo de Podemos en el Parlamento de Canarias Flickr Parlamento de Canarias

Por su parte, el PP apoyó el pasado año 38 propuestas de Podemos, 52 de Nueva Canarias, 39 del Grupo Mixto y 42 de socialistas y nacionalistas.La formación morada aceptó 36 resoluciones del Pacto, 31 propuestas del PP, 61 de NC y 39 del Mixto.

El grupo que lidera Rodríguez (y que fue quien consiguió sacar adelante un mayor número de propuestas de la oposición) apoyó 46 de las 56 presentadas por el Pacto, 60 de las 66 de Podemos, 46 de las 57 de los conservadores y 42 de las 43 del Mixto, mientras que los tres diputados de ASG apoyaron todas las propuestas de los grupos del Gobierno, 72 de NC, 60 de Podemos y 50 del PP.

Sin embargo, pese al evidente consenso esgrimido, la unanimidad sólo se consiguió en menos de la mitad de las resoluciones aprobadas, como fue el caso de demandar un nuevo sistema de financiació n autonómica que dote al Archipiélago de má s recursos (como mí nimo una financiación por habitante igual a la media de las comunidades autónomas) para sostener los servicios pú blicos.

Esta unidad se hizo extensiva a seis propuestas de Podemos relativas a promover el autoabastecimiento alimentario y la pesca artesanal, garantizar el etiquetado de los productos agroalimentarios de las Islas, realizar campañas a favor de los discapacitados, cumplir la ley de accesibilidad y dotar de más recursos a la persecución del fraude fiscal.

También NC consiguió la unanimidad a la hora de exigir un plan contra el fraude fiscal, el cumplimiento del REF respecto a las inversiones estatales y promover el autoabastecimiento alimentario, aunque no así en el rechazo a la privatización de AENA y al copago sanitario.

El portavoz de la  Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo

El portavoz de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), Casimiro Curbelo Parlamento de Canarias

Socialistas y nacionalistas apoyaron la propuesta del PP de que "se destine el 1%" del mismo a "impulsar la industria audiovisual canaria", así como apoyar la promoción exterior de Canarias y la producción y promoción de productos canarios de calidad diferenciada.

Por último, ASG consiguió el respaldo a mejorar la asistencia sanitaria especializada en La Gomera y El Hierro, la actualizació n del mapa farmacéutico, el impulso de la implantació n del vehículo eléctrico en Canarias y a incrementar la promoción turística de La Palma, La Gomera y El Hierro.

De todo ello, y de mucho más, tendrá que dar cuenta el presidente Clavijo, cuya soledad parlamentaria también condicionará en gran medida el mandato que reciba del Parlamento, que en esta ocasión si será vinculante (por la parte que se refiere al PP y ASG) sí no quiere enfrentarse a una moción de censura a la vuelta de la esquina.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha