eldiario.es

Menú

Adiós a Don Carnal

MILES DE PERSONAS ACUDEN AL ENTIERRO DE LA SARDINA

- PUBLICIDAD -

Miles de personas acompañaron este sábado por las calles de Las Palmas de Gran Canaria a rítmicos zancudos y desconsoladas viudas con gemelos prominentes cubiertos de pelos en el Entierro de la Sardina con el que se despidió el Carnaval dedicado a la Belle Époque.

En su recorrido hasta la playa de Las Canteras, donde será quemada en el mar, la sardina del Carnaval de la capital grancanaria estuvo acompañada este año por un grupo de zancudos venidos de Alemania que realizaron un espectáculo de calle como obertura del desfile. Sobre sus largas patas de palo y los harapos que cubrían sus semidesnudos cuerpos, los componentes de la compañía germana Antagón escenificaron el nacimiento de Don Carnal y Doña Cuaresma, quienes, tras romper aguas izados por una grúa, vinieron al mundo tras salir de una bolsa de plástico que hizo las veces de feto.

De esta forma arrancó "el principio del fin", un entierro cuya comitiva abrió la alcaldesa de la ciudad, Josefa Luzardo, y la reina de las fiestas, Silvana Medina, a bordo de un coche antiguo. Le siguió de cerca la carroza en la que descansaba una enorme sardina con grandes labios rojos, a la que flanquearon atléticos zancudos con pelucas que asemejaban cornamentas, quienes gastaron sus maltrechas energías bailando a ritmo de batucada en el último acto de las carnestolendas de 2007.

"No te pongas así Fefa, que el año que viene venimos otra vez", le decía una viuda con barba, pamela y un gran velo a otra que no podía parar de berrear de pena. En medio de la numerosa chiquillería que danzaba detrás de las carrozas del desfile se distinguían algunas monjas que se dejaron en casa parte de su hábito, ya que mostraban llamativas bragas rojas, y hasta un sospechoso papa con gafas de sol negras que bendecía a los paganos amantes de la llamada fiesta de la carne.

Curas con litronas, barrigudas gitanas con mantilla y zapatos de cebra y gimnastas con poca pinta de serlo que tiraban de carros de la compra rebosantes de botellas de alcohol prosiguieron la marcha hasta su llegada a las aguas de Las Canteras.

Participación sin incidentes

Antes de que partiera la comitiva, tanto la concejal de Carnaval, María Isabel García Bolta, como la alcaldesa Josefa Luzardo, coincidieron en destacar que los de este año han sido unos carnavales más participativos en los que no se han registrados incidentes relevantes. Consideraron, por ello, que los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria están satisfechos de cómo han transcurrido los diferentes actos de las fiestas y se mostraron dispuestas, no obstante, a seguir subiendo el listón en la próxima edición.

Por su parte, el director artístico del Carnaval, Israel Reyes, destacó que "todo ha ido rodado" y que las puestas en escena de las distintas galas han estado "bastante bien", lo que hayan tenido un seguimiento "masivo". Aunque su contrato con el Ayuntamiento para desarrollar la dirección artística de las fiestas culmina este año, Reyes dijo que ahora hay que esperar "qué sucede" para saber si en la próxima edición vuelve a capitanear otro "buen carnaval".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha