eldiario.es

Menú

Un joven, acusado de corrupción por coaccionar a menores para que le enviaran fotos sexuales

Supuestamente se valió de la red social Tuenti para comunicarse con cinco chicas residentes en Gran Canaria y ganarse su confianza

- PUBLICIDAD -
Un detenido en Barcelona en una operación mundial contra el mercado oculto en Internet

Imagen de archivo de una investigación de la Guardia Civil en Internet.

Un joven de 25 años ha sido acusado de un delito de corrupción de menores por coaccionar supuestamente a través de internet a cinco chicas residentes en Gran Canaria para que le enviaran fotos suyas de contenido sexual desde su domicilio de Vizcaya, según ha informado este miércoles la Guardia Civil.

El acusado, que está ya en prisión imputado por hechos similares ocurridos en la Península, se habría valido de la red social Tuenti para comunicarse con sus víctimas y ganarse su confianza haciéndoles creer que también era menor de edad.

A partir de ese engaño, conseguía sustraer los perfiles de las chicas y las contraseñas de sus cuentas para poder coaccionarlas.

La Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas explica, en un comunicado, que las investigaciones sobre el acoso a estas menores se iniciaron en septiembre de 2013 a raíz de una denuncia del padre de una de ellas, que llevó más tarde a los agentes encargados del caso a descubrir que había otras cuatro víctimas en la misma isla que no se habían atrevido a comunicar a nadie lo ocurrido.

El Instituto Armado no descarta, de hecho, la existencia de más víctimas de acosos sexuales similares que por diferentes circunstancias no hayan dado a conocer sus casos, por lo que anima a esas posibles afectadas a acudir a dependencias oficiales a denunciarlos.

Perfiles de Tuenti

Según sus investigaciones, el presunto acosador, G.R.A.R, nacido en Baracaldo (Vizcaya), conseguía los perfiles de Tuenti de las menores a las que engañaba y, a partir de ahí, las coaccionaba para que le enviaran fotos de partes íntimas del cuerpo.

Si se negaban, las amenazaba con utilizar su perfil para remitir cualquier tipo de correo electrónico obsceno a algunos de sus contactos en la red social, con lo cual consiguió que en numerosas ocasiones sus víctimas accedieran a sus pretensiones, remitiéndoles vídeos o fotografías personales de contenido sexual.

La Guardia Civil destaca que, presuntamente, el autor de los hechos aprovechaba su lejanía territorial de las víctimas para dificultar su vinculación con lo ocurrido.

Sin embargo, los agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Las Palmas localizó la procedencia de sus mensajes e incluso se desplazaron al domicilio de su padre, en Bermeo (Vizcaya), bajo la tutela del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 del municipio de Arucas (Gran Canaria).

En la localidad vizcaína, efectuaron un registro de la vivienda, en la que encontraron numeroso material informático y de comunicación que ha permitido esclarecer los cinco casos citados de supuesto acoso sexual a través de internet.

La Guardia Civil recuerda que el comportamiento delictivo del que se acusa al imputado por estos hechos, denominado en inglés "grooming", ha sido tipificado como delito en España, en el marco de la reforma del Código Penal llevada a cabo en 2010.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha