eldiario.es

Menú

Depuradoras y técnicos hostiles

SORIA ENCUENTRA ALGUNAS DIFICULTADES PARA SU ÚLTIMA PRIVATIZACIÓN

Con rostro cariacontecido y preguntándose quién fue el que de verdad le movió la silla, José Manuel Soria sigue actuando hasta el final en pos de pasar a la historia como el presidente más trapisondista de la his

- PUBLICIDAD -

Con rostro cariacontecido y preguntándose quién fue el que de verdad le movió la silla, José Manuel Soria sigue actuando hasta el final en pos de pasar a la historia como el presidente más trapisondista de la historia de Gran Canaria. Ahora le ha tocado el turno a las depuradoras, cuya gestión ha decidido privatizar en favor de los seres más queridos que imaginarse pueda. El presidente quiere que unas cuantas de estas instalaciones pasen a manos privadas, y para ello, ya sin Pepe Jiménez afeándole comportamientos, se ha dirigido al Consejo Insular de Aguas para recibir las correspondientes bendiciones. Pero se encontró con unos técnicos poco dispuestos al apaño. Se oponen, por ejemplo, a que sea Elmasa la adjudicataria por las bravas, por mucho que por los alrededores haya estado revoloteando nuestro querido amigo Borja Benítez de Lugo, familiar de los dueños de esa gran empresa, calificativo que aplicamos sin dobleces.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha