eldiario.es

Menú

Soria se conchaba con Alfonso Rojo

PARA DARLE UNA ELEGRÍA A PEDRO J. RAMÍREZ

Como les decíamos, Soria es el único que ha decidido darnos el agosto este 2010 tan convulso. Entregado en cuerpo y alma a las nuevas tecnologías, anda todo el día colgado de su Blackberry dándole al blog y el sm

- PUBLICIDAD -

Como les decíamos, Soria es el único que ha decidido darnos el agosto este 2010 tan convulso. Entregado en cuerpo y alma a las nuevas tecnologías, anda todo el día colgado de su Blackberry dándole al blog y el sms, una de sus más acendradas (y en ocasiones barriobajeras) pasiones. Saben, porque aquí lo hemos venido contando, que anda como loco buscando profesionales del periodismo e incautos empresarios de la comunicación dispuestos a montarle un periódico digital que le de cobijo en Canarias, de modo que pueda contrarrestar sus cada vez más exiguos respaldos en la prensa local. Los dos pinchazos consecutivos sufridos con Ricardo Peytaví, periodista de referencia de El Día y del PP, que ni siquiera llegó a tomar posesión de la anunciada subdirección de La Estrella Digital, han conducido al presidente del PP canario a Alfonso Rojo, director y propietario de Periodista Digital, un maremágnum de noticias mezcladas con opiniones, sin más orden ni más concierto que el echar basura sobre los socialistas en la creencia de que esa es la mejor manera de ayudar a la derechona a recuperar el poder cuando antes. Pero abrazar a Alfonso Rojo supone fundamentalmente tocarle las narices a Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, y ya se sabe lo feo que resulta dentro del PP que alguien incordie al periodista de cabecera. Como dice un astuto y veterano cronista de la villa y corte, "es como si un socialista le pegara una patada en los huevos a Juan Luis Cebrián".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha