eldiario.es

Menú

Viajes

Los pueblos con nombres más raros de España

De Los Infiernos a Villapene, pasando por La Mojonera. Realizamos un recorrido por los pueblos con los nombres más raros de España.

- PUBLICIDAD -
Cartel de Villapene (Lugo).

Cartel de Villapene (Lugo). Wikimedia Commons.

Esto son un mojonero, un guarromanero y un diosguardense. Podría ser el comienzo de un chiste, pero no lo es. Son gentilicios reales de algunos de los pueblos con nombres más raros de España. Realizamos un recorrido por algunas de ellos.

La Mojonera (Almería)

Este pueblo almeriense ostenta con orgullo su nombre. Es la localidad más joven de la provincia: no fue hasta 1948 cuando se separó de Félix, otro municipio de la zona. En la época musulmana, La Mojonera se encontraba en una zona fronteriza entre las comarcas de Dalías y Félix.  Esta separación se marcaba mediante mojones que, pese a lo que se pueda pensar, son señales permanentes que sirven para fijar fronteras. Y de ahí, el nombre de este peculiar lugar.

La hija de Dios (Ávila)

Algunos expertos indican que el nombre de esta localidad abulense probablemente se deba a un nombre sagrado en honor a la Virgen María, o tal vez, se trataba de la posesión de un tal Juan de Dios, cuya herencia pasó a su hija.  De ahí, “la hija de Dios”. Actualmente, son 78 los hijienses (gentilicio del pueblo) que habitan sus calles.

‎Matagorda (Almería)

A pesar de lo que pueda parecer, el nombre de  este municipio se debe a una mata que crece en la zona. Lo más curioso es que no es el único Matagorda del mundo, pues encontramos otro en Texas (EEUU) y una playa de Lanzarote recibe el mismo nombre.

Los Infiernos (Murcia)

Podemos ir a los infiernos y volver vivo. Eso es lo que les ocurre a los habitantes de esta singular aldea murciana que, además, tienen  El Purgatorio y El Limbo a menos de 10 kilómetros de distancia, otras dos aldeas pertenecientes a la misma pedanía (Torre Pacheco). Esta zona, dominada por los invernaderos y los parrales,  parece vivir muy cerca del “más allá”.

Venta de Pantalones (Jaén)

Esta pequeña aldea surgió junto a  una carretera transitada y, originalmente, parece que ofrecía servicio de confección y arreglo de pantalones, lo que dio nombre al lugar.  Actualmente está despoblada, aunque se ha convertido en zona de veraneo, ya que el río Víboras discurre muy cerca de las casas de la población y forma pozas donde poder darse un chapuzón.  Por Venta de Pantalones también pasa la Vía Verde del Aceite, incluida en la Red Nacional de Caminos Naturales.

Villapene (Lugo)

Cartel La Hija de Dios. Foto: Wikimedia Commons.

Cartel La Hija de Dios. Foto: Wikimedia Commons.

Menos de 200 habitantes viven en Villapene, cuya etimología no tiene nada que ver con el órgano genital masculino.  La aldea se ha hecho famosa por su nombre y son numerosas las personas que se desplazan hasta allí para tomarse una foto con el cartel y subirla a las redes sociales. Como curiosidad, hace unos años,  un grupo de amigos robó el cartel  para llevarlo a la boda de sus amigos, pues el novio era oriundo de la aldea.  

Guarromán (Jaén)

Este pueblo está situado junto a la transitada autovía de Andalucía. Son muchos los viajeros que sonríen al ver el cartel de este lugar. La etimología de este pueblo proviene del nombre de una antigua venta que se llamaba Guadarromán y se encontraba donde hoy está situado el pueblo. Este nombre procede del árabe “wady-r-rumman”, que significa “el río de los granados”, nombre con el que los árabes que habitaron en Sierra Morena bautizaron al hoy llamado río Tamujoso, que fluye junto a la antigua venta. Guarromán es la sede de la Asociación Internacional de Pueblos con Nombres Feos, Raros y Peculiares.

Baños y Mendigo (Murcia)

Según el propio ayuntamiento de esta pedanía, el origen del nombre no está del todo claro.  En este lugar existía un nacimiento con un pequeño caudal donde los habitantes iban a bañarse. De ahí, la primera parte del nombre. En cuanto al mendigo, parece que en la ermita del pueblo habitó un mendigo, aunque esta parte no está del todo comprobada y sigue siendo un misterio para sus habitantes, los cuales, por cierto, carecen de gentilicio.

Dios le Guarde (Salamanca)

Tenemos dos historias que explican el nombre des te pueblo: según la primera leyenda, donde hoy está situado Dios le Guarde, había un bosque tenebroso donde vivían muchos lobos. Cuando alguien tenía que atravesar el bosque, se le decía “dios le guarde” para protegerlo en el camino. La segunda versión alega que cuando Jesucristo fue a la provincia salmantina a bautizar a los pueblos, se le olvidó ponerle nombre a uno.  Cuando le preguntaron qué nombre le  iba a poner a esa población, contestó: “A ese pueblo… ¡que Dios le guarde!”. 

Malpartida (Plasencia)

Malpartida está ubicado en un lugar donde se cruzan varios caminos. Esta circunstancia podría ser el motivo de su nombre, pues, al resultar difícil salir del pueblo, éste tenía una “mal partida”.  Esta localidad se encuentra en entorno natural envidiable: al norte limita con la Sierra de Gredos, al sur, con el río Tajo y al oeste, con Plasencia.  Quizás la belleza incomparable de su entorno también contribuye a la dificultad de partir de este sitio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha