eldiario.es

Menú

El proyecto social del Love es “un compromiso público con los derechos del colectivo LGTBI”

Las administraciones deben “asumir el papel de garante de los derechos y libertades individuales”, asegura Jordi Pérez, consejero de Promoción Económica del Cabildo e impulsor del Isla Bonita Love Festival.

- PUBLICIDAD -
Jordi Pérez Camacho es el impulsor del Love Festival. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

Jordi Pérez Camacho es el impulsor del Love Festival. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

El Plan Estratégico para la Diversidad Sexual y de Género de la Isla de La Palma 2017, impulsado por el Cabildo a través de Sociedad para el Desarrollo Económico de La Palma (Sodepal), representa “la oportunidad de ir más allá, pensar, reconocer, analizar y actuar en consecuencia, un verdadero compromiso público con los derechos del colectivo LGTBI, pero también y sobre todo un compromiso con la diversidad de nuestra sociedad”, asegura el consejero responsable del área, Jordi Pérez Camacho.

“La primera edición del Isla Bonita Love Festival supuso la apertura de un debate inédito sobre la diversidad afectivo-sexual en La Palma. La primera convención política y social de Canarias evidenció la necesidad de promover espacios para el encuentro, el debate y la explicación en torno a las diferentes formas de relacionarnos afectiva y sexualmente”, recuerda.

Las administraciones públicas, subraya, “deben asumir el papel de garante de los derechos y libertades individuales, promoviendo acciones encaminadas a la construcción de un mundo cada vez más justo”, dice. Por eso, añade, “el Isla Bonita Love Festival apuesta decididamente por un nuevo instrumento de utilidad pública, su proyecto social, para que La Palma sea una isla más inclusiva, más justa, más igualitaria, más diversa y representativa, al tiempo que se dota de un festival cultural y social con auténtica proyección exterior que nos sitúa en el mapa”, resalta.

Un instrumento para impulsar el debate y la pedagogía

El Plan Estratégico para la Diversidad Sexual y de Género se adhiere a la segunda edición del Isla Bonita Love Festival con “el objetivo de aprovechar las inercias generadas en este festival en lo tocante a la visibilidad del colectivo LGTBI, configurándose como potente instrumento para impulsar el debate y la pedagogía y generando las sinergias necesarias para abordar la realidad del colectivo LGTBI en el entorno rural a través de los siguientes principios básicos: la conciencia de que los derechos LGTBI son derechos humanos, el respeto a todas y cada una de las expresiones afectivo-sexuales y modelos de familia que se manifiestan en las sociedad, la importancia de la visibilidad de la diversidad, el respeto, la pedagogía y el entendimiento mutuo, la escucha activa y la participación ciudadana, el trabajo con un planteamiento transversal en el que todas las personas nos sintamos incluidas y el mantenimiento de un proyecto vivo y ambicioso para hacer de nuestra sociedad un lugar mejor”.

“Queremos dar un segundo paso mucho más ambicioso, que permita abordar en profundidad la realidad que nos ocupa. En este sentido, uno de los principales instrumentos de esta estrategia adheridos al Isla Bonita Love Festival 2017 es la celebración de la II Convención Política y Social de Canarias por una Sociedad Igualitaria, que se celebrará el 27 de julio”, resalta. Esta convención se articula en torno a dos elementos: el ciclo de conferencias que reflexionarán en torno a dos temas principales: el impacto del entorno rural en la realidad LGTBI y el papel de la mujer y la igualdad, y las acciones de trabajo complementarias, donde se incluye la celebración de un gran debate, la puesta en marcha del Primer Ciclo de Cine Gay, un encuentro literario LGTBI y la conquista del espacio público.

Dar a conocer la realidad del colectivo LGTBI

“El objetivo primordial, en una primera fase, será conocer la realidad del colectivo LGTBI en La Palma, cómo es percibida esa realidad por el resto de la sociedad y qué consecuencias tiene”, avanza Jordi Pérez. “Para conocer esa realidad es fundamental la formación previa, para conocer en profundidad las herramientas y conceptos básicos acerca de la realidad LGTBI”, remarca. “Con las propuestas formativas de este proyecto social se abre el camino para combatir la LGTBI-fobia y el acoso en cualquier ámbito, integrar la perspectiva del respeto a la diversidad en las políticas públicas, desarrollar una política de comunicación que tenga en cuenta la diversidad, implementar acciones socioeducativas en contra de la discriminación y acciones de seguridad ciudadana preventiva”, detalla.

Este Plan Estratégico, bajo el principio de la participación ciudadana que lo estructura, tiene la encomienda de “facilitar todos los instrumentos para la puesta en marcha de dicho instrumento”. La creación de la primera asociación LGTBI supone “un hito en la conquista de los derechos del colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales de la Isla”, destaca Pérez Camacho.

Por otro lado, la Red Diversa es “una herramienta para conseguir compromisos firmes, objetivos determinados y viables”. Además, con esta iniciativa “se consigue poner en marcha el primer foro con reuniones periódicas en el que abordar el asunto de la diversidad sexual”.

Jordi Pérez Camacho considera que “Canarias debe poner en marcha un programa de atención a las personas LGTBI y a su entorno familiar y social, que contemple acciones de asesoramiento, atención a la salud, formación, información, visibilidad y sensibilización”. “Este tipo de programas funcionan con un éxito considerable en otros lugares de España, constituyendo el vértice de su política social”, afirma. “La puesta en marcha de este tipo de instrumentos tiene que ser un elemento cada día más habitual y debe alcanzar cada vez más entornos, porque la Administración pública tiene el papel de garante de los derechos y libertades individuales, y tiene la obligación de promover acciones encaminadas a la construcción de un mundo más justo”, concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha