eldiario.es

Menú

El Cabildo reduce su deuda un 57%

La refinanciación del crédito vinculado al pago de proveedores supone un ahorro de 7,1 millones lo que permitirá suspender el Plan de Ajuste.

- PUBLICIDAD -
El Cabildo suscribió hoy el documento de refinanciación de la deuda con varias entidades financieras.

El Cabildo ha suscrito el documento de refinanciación de la deuda con varias entidades financieras.

El Cabildo de Tenerife ha reducido su endeudamiento en un 57 por ciento a partir de 2010 (unos 280 millones de euros) lo que implica que la deuda de la institución "no será un problema para la isla" y por el contrario, revertirá en impulsar la economía, según aseveró el presidente, Carlos Alonso.

El máximo representante de la corporación insular ofreció estas cifras en una rueda de prensa tras suscribir con representantes de CaixaBank, Banco de Sabadell y Cajamar-Caja Rural una operación de crédito a bajo interés para refinanciar la deuda vinculada al pago de proveedores, que suponen un total de 45,5 millones de euros.

La refinanciación supondrá un ahorro al Cabildo de 7,1 millones de euros en siete años, lo que ha sido posible tras recibir la autorización correspondiente por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas al haber cumplido la corporación insular con los requisitos exigidos por el Estado para acogerse a esta medida excepcional.

Del mismo modo, el coordinador general de Hacienda del Cabildo tinerfeño, Juan Carlos Pérez, avanzó que, como la corporación cumple con los supuestos establecidos por la ley en relación con la estabilidad presupuestaria, el límite de deuda, el período medio de pago a proveedores -actualmente de once días- y la cancelación de los préstamos vinculados al pago a proveedores, se podrá dejar sin efecto en diciembre el "Plan de Ajuste" de la institución.

Este plan fue aprobado por unanimidad en marzo de 2012 con el objetivo de cumplir con la ley de estabilidad presupuestaria en cuanto a la racionalización y reestructuración del sector público empresarial, la reducción paulatina del endeudamiento y la sostenibilidad de los servicios públicos para que los ajustes no influyesen en su calidad.

El hecho de que en el pleno ordinario previsto por la corporación insular en diciembre se acuerde dejar sin efecto el citado plan no implica que el Cabildo no siga sometido a los controles de la legislación en este ámbito, recordó Juan Carlos Pérez, sino que prueba "la salud" financiera de la institución y le permitirá mayor autonomía de gestión.

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, detalló que la deuda de la corporación ha pasado de los 491.623 millones de euros en 2010 a los 212.757 previstos para el próximo año, una reducción de un 57 por ciento.

Carlos Alonso señaló que el Cabildo paga en concepto de intereses por la deuda algo más del 2 por ciento del presupuesto de la corporación insular, frente al 8,5 por ciento que abona el Estado por el mismo concepto. "La clave del crecimiento futuro de la isla y del resto de Canarias es reducir el endeudamiento y tener una administración saneada", precisó Alonso, quien dijo que como resultado de este esfuerzo "importantísimo" se podrá contar con mayor margen financiero, pues el Cabildo no tendrá que recurrir a más endeudamiento sino a sus recursos "líquidos".

Alonso anunció que el lunes se presentará el proyecto de presupuestos de la corporación insular para 2015 y en ellos la prioridad será invertir en economía capaz de generar empleo, servicios sociales "y pequeñas inversiones" para encauzar "un cambio de tendencia" económica.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha