eldiario.es

Menú

La oposición denuncia "explotación" laboral en el servicio de ayuda a domicilio de Santa Cruz

Sí Se Puede e IU aseguran que el Ayuntamiento permite que la empresa privada que presta esa asistencia social, costeada con dinero público, incumpla las condiciones de trabajo de unas 200 empleadas

- PUBLICIDAD -
Ramón Trujillo, de IUC, y Asunción Frías, de Sí Se Puede, en una imagen de archivo

Ramón Trujillo, de IUC, y Asunción Frías, de Sí Se Puede, en una imagen de archivo

La concejal de Sí Se Puede en Santa Cruz de Tenerife Asunción Frías y el edil de Izquierda Unida, Ramón Trujillo (solo tiene uno), han denunciado este martes que la Corporación municipal permite que con dinero público se practique la "explotación" laboral en el servicio de ayuda a domicilio.

En una rueda de prensa, los concejales de Sí Se Puede y de Izquierda Unida insistieron en que con dinero público hay que velar por que se respeten los derechos laborales, y recordaron que los incumplimientos han sido denunciados ante el Juzgado de lo Social.

Asunción Frías explicó que, tras el fracaso de la Cooperativa Mararía, el servicio de ayuda a domicilio lo gestiona desde 2014 la empresa Eulen, cuyo contrato finalizó a finales de 2015. Como no hizo bien los trámites para solicitar la prórroga, el Ayuntamiento planteó hacer un expediente urgente para así conceder el servicio.

Frías ha añadido que 16 meses después de anunciar el expediente urgente ni siquiera han salido los pliegos de contratación. Asunción Frías ha explicado que han pedido que el concejal de Atención Social, Óscar García (PP), comparezca en la comisión municipal de control para hablar de esta situación. La concejala de Sí Se Puede ha asegurado que muchas de las 200 trabajadoras de ese servicio tienen miedo a denunciar su situación. 

María del Carmen Rodríguez, del sindicato Confederación Canaria de Trabajadores (CCT), ha dicho que, según el convenio, esas trabajadoras tienen que percibir 7,56 euros por hora de trabajo, pero solo reciben 5,48 euros, y ha añadido que una de las trabajadoras ha ganado un juicio a Eulen, pero desde la empresa "ha sido instigada", según afirma la misma fuente.

La representante sindical comentó que, si bien la hora ordinaria se paga por debajo de los establecido en el convenio colectivo, la complementaria se abona según este documento. Criticó que los sindicatos mayoritarios no se atrevan a presentar un conflicto colectivo. María del Carmen Rodríguez ha comentado asimismo que el concejal Óscar García fue empleado de Eulen como técnico de ventas de productos de limpieza.

Ramón Trujillo, de Izquierda Unida, ha insistido en que las trabajadoras del servicio de ayuda a domicilio sufren explotación laboral, además de discriminación de género, y ha reiterado que con dinero público no se puede permitir que se vulneren los derechos de los trabajadores.

Además de los incumplimientos salariales, Trujillo ha indicado que en el cupo de contratación indefinida no se incluye a las personas que están de baja o que mantienen quejas, y ha añadido que cuando es preciso hacer más horas en lugar de aumentar las horas de quienes están a tiempo parcial se contrata a más personal, con lo que se mantiene la precariedad.

Trujillo ha denunciado asimismo que las trabajadoras de este servicio cobran unos 200 euros menos por jornada completa que cuando el servicio lo realizaba la Cooperativa Mararía en 2014.

Carmen Plasencia, trabajadora del servicio y miembro del comité de empresa, ha señalado que las empleadas cobran por debajo de lo estipulado en el convenio colectivo y no se les contabilizan los desplazamientos ni se les abonan los quince minutos de descanso a los que tienen derecho en su jornada laboral.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha