eldiario.es

Menú

Martinón reclama financiación estable para que la ULL dé "un salto profundo"

El nuevo rector abogó por una universidad "involucrada" con el mundo, con una relación "más intensa" con la sociedad y, especialmente, con los sectores económicos

- PUBLICIDAD -
Antonio Martinón, nuevo rector de la Universidad de La Laguna.

Antonio Martinón, nuevo rector de la Universidad de La Laguna.

El rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, reclamó al tomar posesión del cargo "el claro apoyo y compromiso" del Gobierno resultante de las elecciones en otorgar una financiación estable en el centro educativo, para así dar "un nuevo salto profundo" en sus logros.

Martinón se pronunció de esta manera en su discurso tras prometer su cargo como rector de la Universidad de La Laguna (ULL), puesto en el que sucede a Eduardo Doménech, que ha estado ocho años al frente de la institución, y en el que ha resultado elegido tras las elecciones celebradas el 14 de mayo.

En su intervención ante las autoridades y los representantes de la comunidad educativa, el nuevo rector pidió el respaldo de sociedad y de las instituciones públicas para que la Comunidad Autónoma se aproxime al gasto medio europeo en educación, algo que confió "en que seremos capaces de lograr unidos a nuestra hermana Universidad de Las Palmas de Gran Canaria".

"Hoy iniciamos un camino que nos debe acercar a la universidad que queremos, al logro de una buena universidad con buena docencia en todas las disciplinas porque no debemos ni queremos aceptar un déficit de calidad docente", aseveró Martinón.

El rector abogó por una universidad "involucrada" con el mundo, con una relación "más intensa" con la sociedad y especialmente, con los sectores económicos, y que adquiera un compromiso "absoluto" con la sociedad canaria.

Ese logro sólo será posible con el apoyo de la comunidad universitaria y la sociedad porque "todos trabajamos para la sociedad, no para el rector", quien animó a presentar propuestas "que serán todas apreciadas y valoradas sin importar de donde vengan".

El diálogo será el principal instrumento en el nuevo equipo de gobierno rectoral, prometió Martinón, quien solicitó desterrar del lenguaje universitario "el nosotros y el ellos para ser uno".

La ULL debe tener siempre presente su obligación como servicio público y a la sociedad le corresponde decir lo que espera de ella, pero también proporcionar los suficientes recursos para conseguirlo, apostilló el rector.

Tampoco puede la universidad "mirar hacia otro lado" en su objetivo "irrenunciable" de formar ciudadanos críticos pero con capacidad de insertarse en un mercado laboral que, como el canario, soporta una tasa "insoportable" de desempleo.

Desde una universidad "esencial y profundamente plural" Martinón, que ha ejercido diferentes puestos en su vida pública como dirigente político, apeló a que los cargos recién elegidos en las elecciones del 24 de mayo "entiendan bien el papel de las dos universidades públicas de las islas".

Recordó al respecto el papel "decisivo" que ha tenido la ULL en la formación de la conciencia política regional y la superación de los "viejos pleitos", y se dirigió en concreto "a la ciudad de La Laguna, para no pensar que de tanto conocernos no nos interesamos el uno por el otro, pues debemos caminar de la mano".

Antonio Martinón también pidió "a quien no se anime a emprender el viaje" con la universidad "que no nos pongan peso en las alas o nos desanimen mirando con condescendencia".

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, se refirió a la lealtad institucional que debe existir entre el Ejecutivo y la universidad, de la que dijo que no ha tenido un camino fácil pero ha dado "pasos de gigante".

Añadió Rivero que el futuro se presenta lleno de retos y entre ellos está el de abrir el centro académico al exterior, aumentar la competitividad y contribuir a la mejora docente e investigadora.

Agregó también que el Gobierno canario ha ido "de la mano" de la universidad pese a que en los últimos años el marco no ha sido "en absoluto favorable ante la política restrictiva" del Ejecutivo estatal, y consideró necesario que el gabinete autonómico y las universidades continúen en la senda del diálogo, la lealtad y la confianza.

En el acto de toma de posesión, celebrado en el Paraninfo de la ULL, estuvieron presentes antiguos rectores de la institución, como Ángel Gutiérrez y Marisa Tejedor, y representantes públicos como la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento; y los presidentes en funciones del Parlamento regional, Antonio Castro; y Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, además del alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha