eldiario.es

Menú

Una organización solicita la restauración "inmediata" de una escultura dedicada a Franco en Tenerife

La Asociación para la Investigación y Protección del Patrimonio Artístico pide al Ayuntamiento de Santa Cruz que repare el conjunto escultórico atacado con pintura roja y que representa al dictador y a su avión 'Dragon Rapide'

- PUBLICIDAD -
El monumento, con los impactos de pintura

El monumento, con los impactos de pintura Dácil Jiménez

La Asociación para la Investigación y Protección del Patrimonio Artístico (AIPPH) de Santa Cruz de tenerife, en una carta dirigida al alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez (CC), ha instado a la restauración "inmediata" del Monumento del Ángel de la Victoria tras ser víctima la pasada semana de unos actos vandálicos que han generado "un perjuicio reparable" sobre este monumento que, a juicio de esta asociación, es "uno de los más relevantes de la ciudad". 

La obra, realizada en bronce fundido y patinado sobre una armadura de hierro, representa a un ángel volando con las alas extendidas, en alusión al avión Dragon Rapide en el que partió desde Canarias Francisco Franco para iniciar el golpe militar que provocó la Guerra Civil en 1936. Sobre la espalda del ángel se encuentra una figura masculina representando al propio Franco, que sostiene una espada en forma de cruz cristiana cuya punta señala hacia abajo. El estanque sobre el que está  la estatua (hoy vacío) tiene unos 30 metros de diámetro y el muro trasero tiene unos 14 metros de alto, lo que la convierte en una de las esculturas más grandes de Tenerife. El conjunto muestra varias manchas de pintura roja, sobre todo concentradas en la parte derecha de las figuras, que fueron provocadas, aparentemente, con huevos rellenos de pintura. 

Detalle del ángel manchado con pintura roja

Detalle del ángel manchado con pintura roja Dácil Jiménez

En la carta remitida al Consistorio, la organización señala que, como ciudadanos de la capital tinerfeña, han querido comunicar a las autoridades "su malestar y el rechazo absoluto" hacia las actuaciones llevadas a cabo por "un grupo limitado de personas, posiblemente en estado de embriaguez". Además, esta asociación insta a la restauración "inmediata" del monumento y califica de actos "infantiles y cargados de odio" los destrozos producidos en el monumento, conocido popularmente como "monumento a Franco" o "monumento del ángel".

Desde la AIPPH recuerdan que la obra dañada fue financiada en su momento "por suscripción popular", por lo que, añaden, no se trata de una obra creada "por decisión de organismo político alguno", sino que fue "apoyada y financiada por los mismos ciudadanos". La asociación añade que "no existe motivo alguno para deshonrar un acto de entrega personal" con el que "muchos se desprendieron de algo propio para entregarlo a un bien colectivo de su ciudad".

Según la Asociación, tampoco hay motivo "para permitir tal deshonra por parte de un vándalo solitario, cuando la realidad es que el monumento tuvo un origen popular y democrático". La organización afirma, además, que "la mayoría de los ciudadanos se muestran conformes" con la estatua.

Por otra parte, la AIPPH subraya que la obra de arte "desprestigiada" con este acto vandálico ha sido realizada por uno de los escultores "más importantes" del siglo XX, Juan de Ávalos, quien desde 1974 fue académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, y quien ingresó y tomó posesión de la Medalla número 6 de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes. Dada la talla del autor, la Asociación sostiene que se trata de una obra que, más allá del momento histórico en el que se realizó, tiene un valor "incalculable" para el patrimonio cultural de la ciudad.

En consecuencia, ruegan al alcalde la "inmediata" reparación del monumento artístico dañado, puesto que la finalidad de los causantes "no puede verse satisfecha", ya que no reparando el monumento se enviarían varios mensajes "equivocados" a la ciudadanía, como que "todas aquellas personas violentas y cargadas de ira", por medio de actos de "vandalismo, violencia y odio", pueden "conseguir lo que se propongan".

Asimismo, desde la AIPPH afirman que no restaurando la obra "se aceptaría la manipulación ideológica que se pretende hacer sobre un elemento artístico con valor propio" cuando, en su opinión, la historia del siglo XX aconteció, tuvo sus "detractores y sus seguidores", pero hoy es "solo historia".

Pintada hecha en el monumento

Pintada hecha en el monumento Dácil Jiménez

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha