eldiario.es

Menú

Viajar Ahora Viajar Ahora

La UNESCO incorpora yacimientos arqueológicos de Gran Canaria en su portal del Patrimonio Astronómico Mundial

Según el portal de la agencia cultural de la Organización de Naciones Unidas, los santuarios de montaña de la isla son un ejemplo de cultura insular única en el mundo

- PUBLICIDAD -
Caldera de Tejeda con el Roque Bentayga al atardecer. VIAJAR AHORA

Caldera de Tejeda con el Roque Bentayga al atardecer. VIAJAR AHORA

El  portal de Patrimonio Astronómico de la UNESCO ha incluido a la Cueva de Risco Caído y a los ‘santuarios de alta montaña de Gran Canaria’ dentro de la lista de bienes culturales astronómicos mundial. Este reconocimiento, que se extiende a yacimientos paradigmáticos de la cumbre grancanaria como los Riscos del Chapín, la Cueva de los Candiles, los poblados trogloditas de Acusa y el conjunto arqueológico de las Sierras del Bentayga, viene a reconocer la singularidad de una de las “culturas insulares más enigmáticas y desconocidas del mundo”, asegura el portal. Según la UNESCO, esta “área sagrada” también incluye “excepcionales valores culturales y naturales” algo que, según los expertos del organismo internacional, debe ser preservado, estudiado y difundido. Esta inclusión es un primer paso fundamental para incluir al patrimonio arqueoastronómico grancanario en el catálogo de los bienes Patrimonio de la Humanidad.

El portal hace un recorrido por los principales yacimientos de esta parte de la isla poniendo a los “sitios estelares” construidos por los antiguos canarios en relación con la espiritualidad de los primeros habitantes de la isla. En este sentido, la UNESCO hace un recorrido por las cuevas artificiales que aquellos hombres y mujeres excavaron en las paredes de la Caldera de Tejeda y manifiesta que el culto astronómico tenía relación directa con prácticas religiosas vinculadas con la fertilidad. “El conocimiento astronómico de los primeros habitantes de la isla derivó en la construcción de calendarios capaces de adelantar conceptos tan abstractos como la llegada de los equinoccios”, señalan ( ver reportaje sobre el Bentayga).

“El santuario de la Caldera de Tejeda pone de manifiesto la existencia de múltiples estructuras construidas por los primeros habitantes de Gran Canaria; los principales están alineados con la salida y puesta del sol, de manera especial en el Solsticio de Verano y los equinoccios. En muchos casos, estas estructuras y cuevas artificiales fueron usadas para rituales y son marcadores astronómicos que sirven para controlar el paso del tiempo”, comenta el artículo que utiliza, para explicar la cultura de los antiguos canarios ejemplos de otras sociedades como la de la Isla de Pascua o las culturas megalíticas de las Islas Británicas.

“Estos sitios de claro significado astronómico y espiritual (santuarios, marcadores astronómicos, lugares ceremoniales) forman parte de un hábitat troglodita único que incluye complejos y eficientes sistemas de habitación (con viviendas, graneros, lugares de enterramiento y áreas públicas). Todo el conjunto representa un asombroso hábitat humano que se construyó en perfecta armonía con los paisajes y la espectacular orografía de la región”, señala el documento firmado por la UNESCO.

Según este reconocimiento, aquellas viejas prácticas vinculadas con el paso de las estaciones siguen vivas en la isla pese al paso de los siglos a través de manifestaciones como la rotación de cultivos o la trashumancia ganadera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha