Miguel Concepción, presidente del CD Tenerife, condenado a 23 meses de cárcel y al pago de casi cuatro millones de euros de multa por estafa continuada

Miguel Concepción, presidente del CD Tenerife.

El empresario y presidente del CD Tenerife, Miguel Concepción, ha sido condenado a la pena de 23 meses de prisión y al pago de 3,9 millones de euros, según información adelantada por la Cadena Ser.

El presidente del CD Tenerife admite la estafa en su gestión al frente de Islas Airways

El presidente del CD Tenerife admite la estafa en su gestión al frente de Islas Airways

En la información se indica que el juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife considera probado que tanto Concepción como sus dos hijas cometieron un delito continuado de estafa agravada por el cobro por parte de la compañía aérea Islas Airways al Ministerio de Fomento de cantidades superiores a las que había correspondido por la bonificación de las tarifas aéreas a los pasajeros residentes canarios.

Esta práctica se realizó desde 2008 a 2011. En este sentido, la sentencia condenatoria era esperada dado que tanto el empresario palmero como sus dos hijas se habían declarado culpables de los hechos durante la primera sesión del juicio, después de que la Fiscalía rebajara la petición de cuatro años de prisión y mantuviera el pago por responsabilidad civil de 3.987.769 millones de euros.

En la sentencia, se impone a los acusados a 23 meses de prisión, por lo que no entrarán en prisión y al abono de 3,9 millones de euros cuyo pago se distribuye en un 50 por ciento en el caso de Concepción (1.993.884,5 millones de euros) mientras que las hijas deberán abonar el 25% (996.949 euros).

Cabe recordar que las acusaciones particulares ejercidas por la Abogacía del Estado y por Binter, solicitaban el pago de más de siete millones de euros, se puede leer en el texto que publica la página web de la Cadena Ser.

Miguel Concepción, sin experiencia en el negocio aéreo, compró la empresa al empresario Francisco Gonzalez, que natural del Puerto de la Cruz, sí que tenía experiencia en el sector pues en Venezuela se había hecho en su día con Santa Bárbara, que luego igualmente traspasó.

Radicada en la ZEC, Islas Airways lo tenía todo para triunfar en Canarias, donde pronto se erigió como única competencia de Binter, que ejercía de facto un monopolio en el archipiélago. Con una flota más pequeña, Islas se fue situado poco a poco como única alternativa a volar entre islas.

Pero la historia dice que Binter y sus filiales (Naysa, Canair...) han podido con todos los experimentos en el negocio aéreo surgidos para luchar por arrebatarle esa cuota de mercado. Desde Canarias Regional Air, a Islas Ariways pasando por el reciente fallido intento de Air Europa, todas parecieron en el intento.  

Etiquetas
Publicado el
28 de octubre de 2020 - 14:27 h

Descubre nuestras apps

stats