Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

Clavijo, a favor de la continuidad de la central de Las Caletillas

Bueno, ya desde la época de Paulino Rivero en enero de 2011 se modificaron dos leyes, que comentaremos más adelante, para interrumpir el desmantelamiento de la central de Las Caletillas. Fernando Clavijo lo que ha hecho es seguir la actitud sumisa y cómplice con los intereses de Endesa/Enel y compañía, dándole cobertura jurídica a la continuidad de esta central alargando la vida del sistema convencional.

Lo que se ha hecho y se está haciendo con la central térmica de Las Caletillas es un ejemplo de libro para ilustrar y constatar la subordinación de los gobiernos autonómicos de turno a los intereses de las eléctricas. Veamos a continuación cómo lo hacen, cómo se pone el Boletín Oficial de Canarias, ante la ausencia de planificación territorial sectorial, al servicio de la planificación energética que le interesa a Endesa, REE y Enagás.

Para que esa actitud del gobierno autónomo de colaborador necesario tenga lugar se precisa de un contexto que la propicia y que no es otro que el de una Comunidad Autónoma que ha sido incapaz, en algo más de tres décadas, de dotarse de una política energética propia, independiente de las eléctricas. El fracaso de las cuatro ediciones de Planes Energéticos de Canarias y la quinta versión, en trámite, de las DOSE son buena prueba de ellos y, más reciente, para remarcar aún más la desorientación de la política energética de las islas, es la declaración de inversiones de interés estratégico, de forma simultánea, proyectos de parques eólicos y de biomasa con importación de materia de orgánica de Chile y Brasil, al mismo tiempo que se firma el proyecto de revolución energética de Greenpeace, versión Clavijo, “Canarias 100% renovables 2050”, porque incluye el gas natural en la transición hacia ese objetivo, cuando la organización ecologista rechaza expresamente el gas natural para la transición energética en Canarias.

Siguiendo lo establecido en el PGO de Candelaria y en el PIOT a parir de marzo de 2015 había que iniciar el desmantelamiento de la central de Las Caletillas y esta era la esperanza de la mayoría de los vecinos, sacar del casco urbano esta vieja y contaminante central eléctrica que tanto daño ha ocasionado en la salud de los residentes de las partes altas del municipio, sobre todo cuando nos encontramos en tiempos de cambio de modelo energético. Pero los intereses del Endesa/Enel, REE y Enagás, que cuentan con la complicidad de los gobernantes de turno, son muy fuertes y, desde enero de 2011, pone en marcha la colaboración necesaria desde el gobierno autónomo y que en ese momento era el resultado de un pacto CC+PP, para anular del PGO y del PIOT el desmantelamiento de dicha central eléctrica, a través del antidemocrático procedimiento de declaración de infraestructura de interés general y activar el mecanismo de autorización especial que significa quitarle al ayuntamiento y al cabildo las competencias en relación a esta obra.

En este sentido, en el BOC nº 25, de 4 de febrero de 2011, se publica Ley 2/2011, de 26 de enero, por la que se modifican la Ley 11/1997, de 2 de diciembre, de regulación del Sector Eléctrico Canario y la Ley 19/2003, de 14 de abril, por la que se aprueban las Directrices de Ordenación General y las Directrices de Ordenación del Turismo de Canarias.

A la Ley 11/197 se le añade al artículo 6 un bis con el epígrafe «Artículo 6-bis. Procedimiento excepcional para obras de interés general para el suministro de energía eléctrica. Donde en los dos primeros puntos queda claro su objetivo, quitar de la competencia municipal o insular aquellas infraestructuras eléctricas que la consejería de industria considere por razones de urgencia o excepcional interés aconseje la modernización o el establecimiento de instalaciones de generación, transporte,..

Art. 6-bis:

1.-Cuando razones justificadas de urgencia o excepcional interés aconsejen la modernización o el establecimiento de instalaciones de generación, transporte o distribución eléctrica, la consejería competente en materia de energía podrá declarar el interés general de las obras necesarias para la ejecución de dichas instalaciones.

2.-Los proyectos de construcción, modificación y ampliación de las instalaciones a que se refiere el apartado anterior, se someterán a un régimen especial de autorización y no estarán sujetos a licencia urbanística ordinaria o a cualquier otro acto de control preventivo municipal o insular.

Y, la segunda, la Ley 19/2003, de 14 de abril, se deroga el punto 8 de la Directriz 36, cuyo texto dice:

8. En el caso de las centrales de producción energética de Jinámar, en Gran Canaria, y Candelaria, en Tenerife, los Planes Territoriales Especiales correspondientes establecerán el plazo en el que dichos centros deberán abandonar su función generadora.

¿Cuál es el problema?. Normativas que molestan, pues se cambian, al más puro estilo berlusconiano. Muerto el perro se acabó la rabia. Lo podemos hacer, hemos sido elegidos democráticamente.

¿Qué significa esto?. Como Canarias no tiene una política energética propia ni Tenerife Plan Territorial Especial de Infraestructuras Energéticas, Endesa va señalando, en cada momento, las obras e infraestructuras que el sistema insular va necesitando, haciendo un intencionado y visible equilibrio entre garantía del suministro y cero energético, contexto preciso para activar el antidemocrático procedimiento de declaración de interés general, para pasar por encima de las competencias urbanísticas municipales insulares y, al mismo tiempo, desactivar jurídicamente los movimientos ciudadanos de oposición. Al final se convierte en un procedimiento habitual y perverso de planificación y desarrollo del sector en las islas.

De esta manera las eléctricas que operan en Canarias controlan los sistemas insulares y lo que ellos entienden por transición hacia el nuevo modelo energético, garantizando la pervivencia del monopolio porque tienen a su disposición los gobiernos de turno. Ya, en su momento, Francisco de la Barreda, ex consejero de industria, manifestó públicamente que las dependencias de la consejería funcionaban como una oficina de Endesa.

Y, por otra parte, constatar que el argumentario de Endesa Generación para justificar la continuidad de Las Caletillas se basa en datos que no se ajustan a la realidad en lo que se refiere a las previsiones de incremento de la demanda eléctrica en la isla de Tenerife1, como ha dicho el presidente de la CNMC, José María Marín Quemada2, y en la manipulación interesada al hablar del papel de las renovables como alternativas al ciclo combinado en dicho proyecto.

Es decir, las previsiones de los incrementos de la demanda que recogía el PECAN 2006 para 2015 y que encontramos en el “Documento Inicial del Proyecto de Ciclo Combinado en la CT de Candelaria”, están un 80% por encima de los datos reales. Hoy las puntas de demanda se encuentran habitualmente por debajo de los 500 MWh. Mientras las previsiones del PECAN 2006 para 2015 eran de 903 MWh. Estos datos han sido dados por buenos por parte de quienes tienen los datos de las puntas de demanda reales que se han producido.

Y los argumentos para justificar la inviabilidad de las renovables, páginas 49 y 54 del citado documento, son el elevado coste de la fotovoltaica y que ocupa mucho suelo, cuando hoy el conste del MWh de las térmicas convencionales es, por término medio, el doble que el producido con fotovoltaica.

Queda demostrada la mentira y la falta de rigor de los datos de los estudios de Endesa Generación en la justificación del ciclo combinado para la continuidad de la central térmica de Las Caletillas. La misma manipulación que han hecho con los datos para justificar la introducción del gas natural y su regasificadora.

Cuando Roque Calero ya ha demostrado para la isla de Gran Canaria, un sistema insular similar al de Tenerife, que el gas natural no es la solución.

Por lo tanto, el gobierno autónomo y el cabildo de Tenerife con su actitud, apoyando la continuidad de la central de Las Caletillas y negándose a cuestionar la introducción del gas natural, representan en relación al resto de las islas la versión más conservadora de la política energética canaria. Roque Calero y su equipo de ingenieros están en estos momentos elaborando, por encargo de las instituciones insulares, los proyectos alternativos de transición hacia el nuevo modelo energético en Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma.

Sobre este blog

Espacio de opinión de Canarias Ahora

    Autores

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats