eldiario.es

Menú

Diego dijo digo

- PUBLICIDAD -

Claro que en aquella época, en la que se le llenaba la boca con reivindicaciones canarias ante Madrid, el que gobernaba la nación era Zapatero y había que importunarle dando leña al mono hasta que hablara inglés. Al parecer, los dueños de las aguas cambian cuando Rajoy accede al poder. Una bonita lección de geografía e historia para un técnico comercial del Estado de sport fino.

Uno se alegra de que el PP canario se haya dado cuenta ahora de que el director general de la Radiotelevisión Canaria cobra mucho y pida que se rebaje el sueldo en esta época de vacas flacas. Uno también celebra que pida en el parlamento que el susodicho pueda ser removido de su cargo y no se pegue a él con poxipol. Todo eso está muy bien. Como lo está que exija los relevos pertinentes en los cargos de la Audiencia de Cuenta. O que se reduzcan las empresas públicas o los coches oficiales. Lo que uno no entiende es por qué el PP no acometió todo esto cuando gobernaba con CC.

El Cabildo de Gran Canaria y el ayuntamiento de la capital solo se rebelan contra el Gobierno regional cuando el PP pasa a la oposición. Mientras los desalojaban se dieron cuenta lo mal que lo estaban haciendo sus socios.

En Madrid pasa algo parecido. Al Gobierno del PP le fastidia mucho que el PSOE y otros partidos de izquierda respalden las protestas estudiantiles de Valencia.

A la derecha le molestan las manifestaciones callejeras cuando no las promueve ella. Cuando gobernaba Zapatero se apuntó a todas las revueltas, algunas incluso de la mano de Rouco Varela y la jerarquía eclesiástica.

Hace nada aplaudía las algaradas a la intemperie, pero ahora las condena por partidistas. Los populares no entienden cómo la gente sale a la calle con el frío que hace, pero a la marabunta le da igual porque en sus casas e institutos no hay dinero para calefacción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha