eldiario.es

Menú

Vivienda para los jóvenes y más

- PUBLICIDAD -

Cuando se combinan jóvenes (gran parte con preparación académica), trabajos legalmente precarios y alquileres inflados, el resultado es la frustración ante la imposibilidad de emanciparse e iniciar un proyecto de vida. Si esa combinación afecta a personas de treinta y largos, el resultado es el retorno a casa de los padres y el hándicap de la depresión. Estas historias son reales y actuales. El PSOE de Canarias ha ido aportando soluciones durante esta legislatura y ahora continuamos con la presentación de una proposición de ley (PPL) con incentivos fiscales para ayudar a los jóvenes, y al resto de grandes olvidados, a acceder a una vivienda en régimen de compra o de alquiler.

Está demostrado que la crisis económica de España la pagó y la paga hoy, básicamente, la clase media: trabajadores asalariados, funcionarios, autónomos, pymes, pensionistas, jóvenes… y sus familias. Todos ellos conforman la mayoría social de los grandes olvidados de España y de Canarias. Su existencia, como sucede con el cambio climático, es invisible para un sector de la política nacional, pero también de la canaria. Algunos fanáticos (según la RAE, “entusiasmado exageradamente por algo”) y ciegos por voluntad propia sostienen el ‘España va bien’ porque los datos macroeconómicos suben, algo necesario pero manifiestamente insuficiente cuando lo que sucede es que la salida de la crisis para la población en general es una pura utopía cada vez más lejana de la economía doméstica, la economía a pie de calle. Dentro de esta categoría tenemos -ya liberado del contrapeso del PSOE- al Gobierno Clavijo, fiel devoto de las políticas del Gobierno Rajoy.

Al otro lado se encuentra el PSOE, porque esa mayoría social de grandes olvidados conserva derechos básicos como el acceso a una vivienda.

La PPL que registramos en el Parlamento de Canarias el pasado 22 de junio incluye, entre otras cuestiones, medidas fiscales para la compra y para el alquiler de viviendas ideadas para colectivos específicos: jóvenes, mujeres víctimas de violencia de género, familias monoparentales, familias numerosas y personas con discapacidad superior al 35 por ciento.

Acciones concretas como subir del 15 al 20 por ciento la deducción del IRPF autonómico para alquiler de vivienda habitual; por primera vez en España, deducción en el tramo autonómico del IRPF para los propietarios que alquilen viviendas a precios socialmente sostenibles; o reducción a más de la mitad de los impuestos vinculados a la compra de vivienda habitual no protegida (el IGIC, para venta directa del promotor, pasaría del 7 al 3 por ciento; el Itpajd, para venta entre particulares, pasaría del 6,5 al 3 por ciento).

Además, a los jóvenes menores de 35 años se les aplicaría una bonificación del 20 por ciento sobre el 3 por ciento en la compra de una vivienda habitual; a las familias numerosas y a las personas con discapacidad pasarían a tributar un IGIC del 2,75 por ciento (frente al 7 por ciento actual) y un Itpajd del 1 por ciento (frente al 4 por ciento actual); por primera vez en España se equipararían las familias monoparentales y las numerosas (IGIC del 2,75 e Itpajd del 1); y a las mujeres víctimas de violencia de género, con sentencia firme u orden de protección en vigor, se les aplicaría una bonificación del 20 por ciento sobre el tipo reducido del 3 por ciento en la compra de una vivienda habitual.

Estas y otras acciones propuestas por el PSOE de Canarias durante esta legislatura tienen una razón de ser añadida en nuestro archipiélago: la presión de las viviendas vacacionales sobre las zonas residenciales de trabajadores, obligadas por ese sentenciado decreto cuya modificación dilata el Gobierno Clavijo, imposibilita aún más el acceso a la vivienda en Lanzarote, Fuerteventura y buena parte de Tenerife y Gran Canaria.

No hemos llegado al nivel de Baleares, donde se alquilan balcones para dormir porque los trabajadores no pueden pagar una habitación, pero es el siguiente paso si Canarias no actúa y pone en marcha soluciones como las que propone el PSOE.

Una última reflexión. Es probable que cuando este artículo sea publicado y usted lo lea, CC y PP hayan culminado su proceso de unión y Canarias tenga un nuevo pacto de Gobierno (con la necesaria complicidad de ASG). Por eso, el trabajo del PSOE en la oposición -ese contrapeso a la derecha clasista-, se hace más imprescindible para la mayoría social de jóvenes y grandes olvidados de la crisis económica que hoy sufren sus secuelas: sus proyectos de vida rotos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha