Sobre este blog

El blog de Carlos Sosa, director de Canarias Ahora

Batllori había pedido dos meses de licencia

El juez César Romero Pamparacuatro ha dejado en libertad sin fianza, pero con los cargos de malversación de caudales públicos y falsedad en documento mercantil, a quien fuera consejero de Empleo y viceconsejero de Justicia del Gobierno de Canarias, Francisco Rodríguez-Batllori, detenido el viernes con gran aparato mediático. Batllori puede considerarse, por el momento, la pieza de más rango político de cuantas han sido salpicadas por la operación Unión y su pieza separada, la operación Jable, si descartamos, claro, a Dimas Martín, el capo di capi de ambas tramas, a decir de la Guardia Civil. Batllori no es, efectivamente, un personaje cualquiera, pero no sólo por esos cargos públicos que ocupó, a los que ha que sumar los de diputado regional y gerente del Polígono de Jinámar. Además, ha ejercido de factótum de José Miguel Suárez Gil, ex presidente de la Cámara de Comercio, para todo el trajín de empresas, epígrafes fiscales y votos por correo que hayan tenido o tengan que ver con las elecciones a esa corporación en la isla de Gran Canaria. Para dedicarse a esa tarea con plena entrega, Batllori había pedido a finales de marzo pasado dos meses de licencia (sin sueldo) en su nuevo destino como funcionario de la Dirección General del Libro, Archivos y Bibliotecas.

Sobre este blog

El blog de Carlos Sosa, director de Canarias Ahora

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats