Desalojado el último okupa de las Cuevas de los Canarios en El Confital

Cueva de Los Canarios, El Confital, en Gran Canaria

El Cabildo de Gran Canaria ha “recuperado” las Cuevas de los Canarios, en El Confital, tras un procedimiento judicial y policial que ha culminado con el desalojo del último okupa, el cierre de las cuevas y una limpieza de choque para este espacio, según ha informado la corporación.

El yacimiento está formado por ocho cuevas habitacionales y otras que fueron granero y que estuvieron ocupadas hace cinco años. Ahora el personal de la corporación trabaja para extraer muebles, colchones y otros objetos que ocuparán dos camiones, labores a las que seguirán otros trabajos de limpieza en profundidad, también de la ladera, para eliminar los restos de enseres.

Del mismo modo, se realizará un refuerzo de los cerramientos de las cuevas y del camino de acceso y un nuevo estudio geológico para comprobar la peligrosidad que ya puso de relieve un estudio anterior a la ocupación.

Las Cuevas de los Canarios fue el hogar de al menos ocho familias aborígenes que habitaban aisladas en La Isleta, que cuando subía la marea quedaba separada del resto de la isla, y eran autosuficientes, con su pequeña cabaña ganadera, una cantera de molinos y el cementerio sobre el que se asienta el barrio de La Isleta.

En 1992 el Cabildo de Gran Canaria ya limpió de enseres el lugar y lo acondicionó, pero en 2001 comenzaron a llegar los primeros ocupantes contemporáneos, a pesar de que un estudio geológico desveló la peligrosidad del lugar, por lo que se prohibió el paso, se reforzó la señalética para que pudiera ser contemplada e interpretada desde el mirador y se cerró, explica el Cabildo.

La Corporación logró que cinco personas desistieran de permanecer en el lugar y este lunes se desalojó al último de los ocupantes por orden del juez, lo que permitió actuar en el lugar a la Policía Canaria.

El inspector insular José de León ha destacado que el procedimiento ha sido posible por la colaboración de la Policía Canaria, que elevó el caso a la Fiscalía y realizó inspecciones y gestiones para lograr el desalojo de estas cuevas junto a efectivos del Seprona y la Policía Local, entre otros.

En coordinación con la Policía Canaria y la Policía Local, otra de las medidas será reforzar la vigilancia periódica de este valioso yacimiento aborigen.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats