eldiario.es

Menú

La UD sigue su línea y suma su décima derrota consecutiva como visitante

VITOLO FALLÓ UN PENALTI Y VIERA EXPULSADO POR AGRESIÓN

Siguen su línea negativa fuera de casa los de Juan Manuel al caer por la mínima ante un Córdoba muy superior que pudo golear.

- PUBLICIDAD -

La Unión Deportiva Las Palmas suma su décimo encuentro sin ganar fuera de casa con una derrota merecida (1-0) ante el Córdoba de Jémez. Los andaluces fueron el único equipo sobre el terreno de juego en la primera parte, pero perdonaron lo imperdonable y el marcador llegó sin alteraciones al descanso. En los segundos 45 minutos, despertó la UD con Javi Castellano en la medular, pero, tras incluso fallar un penalti Vitolo, Patiño pondría el único gol de la tarde y acabaría con las aspiraciones de los amarillos de engancharse a los puestos altos de la tabla.

La UD no endereza su expediente como visitante. (ACFI PRESS)

La UD no endereza su expediente como visitante. (ACFI PRESS)

Juan Manuel Rodríguez, cómo no, volvía a hacer uso de la sorpresa en el once inicial. David García se quedaba en el banquillo, situando a Javi Castellano en el lateral derecho y a Jonathan Viera en la medular junto a David González. Dani Castellano ocuparía el interior izquierdo y Quiroga entraba en el once contra todo pronóstico, quedando justo por delante de Javi Guerrero.

El partido comenzaba de un modo vertiginoso, con el conjunto local empecinado a inaugurar el marcador. Hasta seis ocasiones de gran claridad desperdiciaban los de Paco Jémez sin haber llegado al minuto 20 del encuentro, pero la suerte se aliaba con los amarillos y Barbosa, en su línea, volvía a salvar a los suyos saliendo victorioso incluso en más de un mano a mano. Incluso tendrían opciones a puerta vacía los andaluces, pero los problemas en definición se hicieron patentes en las filas del cuadro verdiblanco.

Jémez, conocedor que el talón de Aquiles de la Unión Deportiva está en los laterales, ensanchaba el terreno de juego, lo que dejaba una auténtica autopista hacia el área en ambas bandas. Además, la ausencia de Javi Castellano en la medular dejaba un vacío notable que imposibilitaba la creación de los amarillos, nulos en ataque en la primera mitad. No terminaba de entrar en juego David González, jugador imprescindible para la creación amarilla, lo que dejaba el encuentro como un monólogo andaluz ante las labores defensivas del cuadro insular.

Los de Jémez perdían el impulso inicial y se desinflaba notablemente, dando algo de oxígeno a los amarillos. Los balones comenzaban a pasar por las botas de David González, quien, aliándose con Jonathan Viera dejaba ver la capacidad escondida del club amarillo para disputarle el balón a los locales. Sin embargo, la profundidad del juego insular no era la suficiente para pisar área y crear ocasiones de peligro.

Inexplicablemente, la Unión Deportiva se marchaba al vestuario con la portería defendida por Barbosa a cero, además de dejar una profunda sensación de incapacidad de cara a la portería de Alberto.

Tras varios minutos en la misma línea tras la reanudación del juego, Juan Manuel decidía rectificar su alineación inicial dando entrada a David García y retirando a Dani Castellano. Ello tendría como principal consecuencia la vuelta de Javi Castellano a la medular, otorgando el peso necesario a los amarillos en el centro del campo para poder tener la pelota y crear ocasiones. En una de ellas, el colegiado hacía oídos sordos a dos penaltis consecutivos, uno por mano y otro por derribo a Vitolo en el área cordobesa.

Pocos minutos después, el colegiado volvía a equivocarse al señalar una falta en el borde del área del cuadro local, lo que propiciaría uno de los lances más importantes del encuentro. Javi Guerrero botaba la falta y, tras golpear en el brazo de uno de los componentes de la barrera, el colegiado decidía dirigirse al punto de penalti. Oportunidad inmejorable en los pies de Vitolo para dar un golpe en el partido, pero a muchos se le quedaría cara de tonto al ver como Alberto detenía el esférico.

Perdonó el Córdoba durante todo el partido, no supo aprovecharlo cuando todo estaba de cara la UD y ya no volverían a perdonar los de Jémez. Pocos minutos después, Javi Hervás, el mejor del partido, dejaba un balón en profundidad para el centro de Vico y subía el único gol de la tarde desde los pies de Patiño.

Tras el tanto, Juan Manuel, a la desesperada, daba entrada a Portillo y Momo en detrimento de Dani Castellano y David González, este último imprescindible para la creación ofensiva. El resultado, menos posesión de balón en el centro del campo, frustración y lo mismo de siempre: terminar el partido con uno menos por una agresión de Jonathan Viera que se saldará seguramente con más de un partido de sanción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha