Canarias lanza una campaña para evitar el fraude en la venta de joyas

Efe

Las Palmas de Gran Canaria —

El Gobierno canario emprenderá una campaña de inspección de metales preciosos en las islas ante el fraude que afecta al sector de las joyerías en Canarias, sobre todo por los relojes de alta gama.

Los directores generales de Comercio del Gobierno canario y de la empresa Metales Preciosos de Canarias (Meprecan), Gustavo Matos y Punit Keswani, respectivamente, han presentado este martes una campaña para prevenir este tipo fraudes, que los joyeros calculan que afecta a prácticamente al 80% del sector.

Keswani ha indicado que el mayor fraude se produce en las piezas de plata, que es sustituida por metal blanco, y que esta situación se produce porque no se cumplen los requisitos exigidos por la ley para su comercialización, ya que muchos objetos se comercializan sin la marca de garantía y origen debida.

El especialista ha alertado de que el oro, la plata y el platino deben tener un sello de un laboratorio español que garantice su autenticidad, por lo que el consumidor debe comprobar que lo lleva, al igual que la marca de origen que identifica al fabricante o importador del objeto.

En el caso del oro, ha explicado que este sello tiene forma de elipse y en su interior figura un número que informa de la calidad del metal, así como del laboratorio que lo ha analizado, que si es el de Canarias, Meprecan, está identificado con las letras y número "CS1".

Para la plata la forma del sello es rectangular y para el platino es en rombo, ha añadido Keswani.

Los turistas rusos, los nórdicos y alemanes constituyen por ese orden los mayores compradores de joyas en las islas, seguidos del turismo nacional, ha informado Keswani, quien ha afirmado que la joyería se ha conformado como un atractivo turístico más, como puede ser la oferta de salud o la deportiva.

En Estados Unidos, la gente viaja al Caribe para adquirir este tipo de productos y en Europa se opta por Canarias, porque al no estar gravados por el IVA, sino por el IGIC, los precios son muchos más atractivos, ha subrayado el especialista.

Keswani ha indicado también que el 70% de las ventas de estos productos se localizan en las zonas turísticas del sur de Gran Canaria y Tenerife.

Matos ha señalado que la campaña comprenderá, además del reparto de folletos con información sobre los derechos de los consumidores, la legislación y cómo proceder en las reclamaciones, inspecciones en los puntos de ventas para comprobar que cumplen con la normativa.

Pese al alto fraude que se calcula en la venta de joyas, son pocas las denuncias que se registran, según ha comentado Keswani.

Etiquetas
Publicado el
9 de abril de 2014 - 09:41 h

Descubre nuestras apps

stats