La portada de mañana
Acceder
Qué hay detrás de la expansión de enfermedades como la viruela del mono
Tres meses de guerra en Ucrania: escenarios sobre cómo puede terminar
Opinión - 'Primer aviso para Feijóo', por Esther Palomera

Marcos Alves, inversor, sobre las startups y los caminos para el éxito

Marcos Alves, CEO y Co-founder de El Tenedor

Impulsa Startups / Alejandro Vázquez Rodríguez

Madrid —

0

Marcos Alves, participante en las entrevistas a inversores desde Impulsa Ventures, se define como una persona curiosa e inquieta. Siempre en busca de aprender más. Su lado inversor le lleva a buscar los proyectos de startup más innovables y disruptores, que ofrezcan buenas oportunidades y que puedan generar un cambio. Para Alves, el ADN del emprendimiento corre por sus venas. 

Aunque no ha tenido una experiencia propiamente dicha en la incubación universitaria, tiene consejos que ofrecer a los recién graduados. Primero deberían trabajar para “que sepan lo que es la vida laboral, qué es una empresa, cómo funciona”. Además, aporta que la variedad es un aspecto positivo: empresas consolidadas, familiares o una startup. De esta manera, afirma que podrán conocer más este mundo si su plan consiste en llevar a cabo su propio proyecto.

Por otro lado, no está de acuerdo en que la necesidad sea el motor del emprendimiento. No solo hay que invertir dinero, explica, “también tiempo es un foco completo en el que te juegas no ver a tus amigos porque estás día a día con el proyecto”. Recomienda tener siempre “los pies en la tierra” y mucho cuidado.

Como todo inversor, Alves tiene su propia checklist antes de invertir. El primer aspecto que analiza es al propio inversor, así sabe cuáles son sus puntos fuertes o si conoce el sector en el que se mueve. Este último también es materia de su análisis, ya que quiere conocer el mercado al que se dirige, la escalabilidad o si se puede hacer internacional.

Marcos Alves no asistió a la universidad, pero sí a un módulo formativo en París en Ventas y Marketing. De ahí surgió su propia startup: El Tenedor. La formación profesional es un “formato interesante para personas que no quizá no tengan alta capacidad de estudio”. De este modo, se aprende trabajando y Alves recomienda “fuertemente” esta alternativa. 

La multiculturalidad de la colaboración entre España y América Latina es un factor beneficioso para las startups, según Alves. Lo considera un elemento fundamental y vital. Sin embargo, cree que España no debería centrarse únicamente en este tipo de relaciones, sino aprender a ser más internacional. Comenta que llegó a adquirir una empresa latinoamericana cuyo equipo tenía un gran talento y preparación para el emprendimiento.

Canarias ha sido el recipiente de algunas de sus charlas e intervenciones. Ello le ha permitido apreciar el clima, la cultura “acogedora y agradable” y descubrir que es un espacio poco desarrollado en el emprendimiento. Por este motivo considera que hay oportunidad que podría aprovechar quien quiera instalarse y dedicarse a un proyecto. Esto mismo lo aplica al resto de España, un país en el que “hay ventajas competitivas muy buenas que a veces nos hace falta creernos, explotar y desarrollar”.

Concuerda que cada vez se invierte en fases más iniciales, afirmando que la realidad es “que antes se invertía en port points”. Desde su punto de vista, el mundo del emprendimiento está cogiendo impulso y esto es positivo. Explica que hay más capital para invertir, lo cual es bueno para que un emprendedor arranque con más recursos. Aquel que no lo tenga, “tienen que bajar un poquito más para invertir en compañías seed o preseed”.

Este último tipo de fase, muy inicial, debe tener en cuenta las exigencias de los inversores. Si quiere buscar financiación, Alves recomienda que tengan su modelo de negocio validado y un producto adaptado a su target. También hay que desarrollar las métricas de la empresa de forma clara que permitan al inversor tener claro que ahí debe invertir.

Como persona que cree en las alternativas, Marcos Alves considera la tokenización como algo “interesante”. Aunque no es experto en la materia, asegura que si “ayuda que nuevas startups puedan avanzar, es positivo”.

Como es habitual en el mundo de la emprendeduría, invertir conlleva riesgos. Alves reitera que aquel dinero que se invierta ha de ser el que no se necesite. “Probablemente haya posibilidades de fracaso del 90% al 95%”, por lo tanto, hay que tener bastante conocimiento sobre el mercado y sector en el que se participa y estar preparado

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats