“La Palma no valora las setas como un recurso turístico y científico”

Rose Marie Dähncke.

0

La prestigiosa micóloga Rose Marie Dähncke, de reconocimiento internacional, lleva 35 años buscando hongos en La Palma y ha localizado 33 especies endémicas. Sin embargo, considera que la Isla “no valora la importancia de las setas como atractivo turístico y científico, y ahora, con la pandemia, es más relevante aún”. “La Palma está predestinada a denominarse la Isla de las Setas, como ya se le conoce en círculos micológicos de otros países”, ha señalado a este digital. “No hay ningún lugar en el mundo con tantos hongos, hasta 1.500, de los que tengo fotos; aquí crecen de forma excepcional”, subraya.

Villa de Mazo acoge el Centro de Micología Dähncke, que lleva su nombre y que dirige. “El potencial de setas que tiene La Palma y la existencia de este centro conforman una atracción turística y científica única, porque no solo se puede recoger setas sino también proceder a su estudio”, sostiene.

El Centro de Micología Dähncke “es una oportunidad para los científicos que no existe en otro lugar”, resalta, y añade que estas instalaciones cuentan con 150 libros en seis idiomas y “con un fichero en el que están disponibles las setas de La Palma con fotos, descripción y dibujo de los elementos micro, e incluso con material seco de la seta para controlar su identidad”. “Es un material perfecto, fruto de 35 años de riguroso trabajo científico”, remarca. Considera que el Centro de Micología Dähncke es apropiado para celebrar “un congreso anual de hongos” y recuerda que a La Palma ya se han desplazado, en varias ocasiones, sociedades micológicas de Suiza, Alemania, Italia, Austria e Inglaterra.

Rose Marie Dähncke propone que la riqueza micológica de La Palma se dé a conocer en las ferias de turismo. “Existe un folleto en alemán que se puede distribuir en estas muestras y también poner a la venta el libro 80 setas comestible de La Palma, sería una buena publicidad para la Isla porque los alemanes muestran mucho interés por los hongos”, afirma.

Dice que los alemanes tienen “una ventaja” porque “pueden deducir de los impuestos el coste a La Palma para un viaje de estudio micológico, y para ellos he preparado folletos y diplomas”.

Insiste en que La Palma es “un lugar único” para la micología. “El crecimiento de hongos está garantizado, porque incluso cuando no llueve, el suelo de los pinares está húmedo debido a las gotas que la niebla ha creado en las copas de los pinos. Esta es una gran ventaja porque en Europa algunos años no crecen setas debido a la sequía”, explica. Además, añade, “en Europa la temporada de hongos termina a principios de octubre y aquí comienza a mediados de noviembre y se extiende hasta enero”.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 20:34 h

Descubre nuestras apps

stats