Los tres hábitos que dañan la mente humana y cómo combatirlos, sobre todo en época de exámenes

0

Vamos buscando la felicidad en un mundo donde recargamos más nuestros móviles que a nosotros mismos. Y es que, si no cuidamos nuestras mentes, ellas podrán quedarse también sin energía para poder avanzar y afrontar cada reto que la vida nos tira.

Hemos de vigilar por tanto la salud mental, no sólo la física, y saber cómo potenciar la misma, dejando atrás malos hábitos que podrían entorpecerle tales como criticar, quejarse y compararse con los demás.

Decía Theodore Roosevelt, uno de los famosos presidentes de Estados Unidos: “La comparación es el robo de nuestra alegría”, recordándonos que hemos de valorar y estar agradecidos de aquello que tenemos y solo buscar una fuente de inspiración en los logros de demás. Podemos ver que en las redes sociales muchos de nosotros sentimos que nos falta tener esa vida tan gloriosa que otros postean o que deberíamos de ser como una de esas personas que encajan con los ideales de belleza marcados por la sociedad.     

Y es entonces cuando nos olvidamos que, en lo simple, está la grandeza, que las pequeñas batallas por las que cada uno de nosotros hemos atravesado nos convierten en héroes que borramos o dejamos de ver porque nos centramos en aquello que no tenemos. Te invito a reflexionar acerca de todo lo que has conseguido o de las personas que son importantes para ti y tan alentadoras que siempre hacen que cojas fuerza para seguir peleando por lo que más deseas. Además, ¿prefieres convertirte en un rayo de sol que ya ilumina o iluminar a otros con tu propio resplandor?

Estamos atravesando una de las épocas con un mayor índice de personas que padecen ansiedad, y es que no es de extrañar, nos levantamos y miramos nuestros aparatos electrónicos, empiezan a saltar notificaciones que dan paso a la liberación del cortisol en nuestros cuerpos. Y las personas encuentran quejas hasta donde nos las hay. ¡Con la de cosas buenas que nos regala el día a día! Las quejas están hechas para defender una situación que es injusta y que pueden llevar a la sociedad a tener una mejor vida. Que tus palabras sean siempre una fuente de inspiración y den fuerza a la humanidad y no destruyan el espíritu luchador de esta.

No olvidemos que un alto nivel de estrés en tu cuerpo puede dañar funciones del hipocampo de tu cerebro tan importantes como la memoria y el razonamiento.  Así que querido lector, si eres estudiante procura reducir el número de quejas que haces durante el día o evita los grupos de WhatsApp que parecen haber sido inundados por terremotos de estruendo y negatividad, tienes una carrera que sacar, y mantener tu hipocampo en buen estado es primordial para ello.

Pregúntate siempre: ¿Quejarme de esto va a solucionar algo? Verás cómo tus quejas durante el día disminuirán de una manera asombrosa y con ello tu estrés. Además, puedes cantar un OMMM lo cual esta comprobado científicamente que estimula el nervio vago y hace que entremos en un estado de plena satisfacción, ya que los niveles de estrés se reducen.

Por último, otro de los hábitos que dañan la mente humana es ese que conocemos como “criticar”, o como lo llamó yo, “el mechero de fuego”, ese que quema tiempo y energía. Es más, criticar es como un espejo del alma, se ven los pedazos de cristales que se están rompiendo en tu interior, no aquellos de los demás. Recuerda, puedes volver a unirlos, solo es cuestión de tiempo y ganas de celebrar todo cuanto eres.

Estás a tiempo de curar estos tres hábitos: comparar, criticar y quejarse,  pero para ello no existe alcohol, vendaje ni medicinas que los ayuden a sanar, sino la capacidad y valentía de tus decisiones para construir un rumbo hacia la salud mental, una que sea recargada a diario.

Etiquetas
Publicado el
15 de enero de 2021 - 18:17 h

Descubre nuestras apps

stats