Más de un centenar de personas piden una "Canarias sin racismo" desde Lanzarote

Concentración bajo el lema 'Canarias sin racismo' en Lanzarote.

0

Más de un centenar de personas han acudido junto a la entrada del Puente de las Bolas de Arrecife (Lanzarote) para reclamar una "Canarias sin racismo"; el lema de las concentraciones convocadas en cinco islas para este sábado ante "las reacciones abiertamente xenófobas" ante la llegada de migrantes al Archipiélago.

Personas independientes, diferentes colectivos, sociales, políticos y sindicales de Lanzarote han leído un manifiesto en el que reclaman un "trato digno" para los supervivientes de la ruta migratoria hacia el Achipiélago y rechazan "la intención por parte de algunos sectores de la población y representantes políticos de crear alarma social en base a una supuesta relación entre la llegada de pateras a Lanzarote y el riesgo de contagios por la Covid-19", algo que niegan en rotundo: "Además de una cuarentena preventiva, se les practica pruebas de forma sistemática" y "las posibilidades de encuentro entre los habitantes de Lanzarote y las personas recién llegadas en patera sonn escasas".

En el documento piden que cualquier persona que transite por Lanzarote "merece ser tratada con respeto y ser recibida con hospitalidad", especialmente aquellas más vulnerables "como los menores no acompañados o las personas con problemas de salud", que han de ser "protegidos". Por otro lado, durante la lectura se ha criticado que a pesar de que la ruta migratoria hacia Canarias lleva activa 25 años "todavía no existen infraestructuras adaptadas para acoger a las personas, ni protocolos de actuación más allá de la asistencia humanitaria de emergencia", algo que atribuye a "la ausencia de voluntad política para ofrecer una respuesta sostenible, duradera y adaptada a un fenómeno constante".

"El fenómeno de la inmigración a Canarias por vía marítima es inherente a la situación geográfica y geopolítica del archipiélago. La mayoría de las personas que llegan desean alcanzar el continente europeo. Si pudieran viajar de forma legal y segura, no arriesgarían sus vidas en el mar en una de las rutas más peligrosas, que se está convirtiendo en un cementerio marítimo", refleja el manifiesto. Apelando al artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, señala que "todas y todos deberíamos poder migrar en toda legalidad, independientemente de dónde hayamos nacido y de por qué decidimos".

Así, ofrecen a la población de Lanzarote "a conocer personas migrantes, sus historias y actores sociales que están en contacto con ellas" porque "el desconocimiento favorece el miedo y la proliferación de estereotipos". También se dirige a los medios de comunicación locales, para que "ejerzan su labor de información con responsabilidad profesional y cívica" y ."no difundan información sin contrastar, no publiquen sin citar sus fuentes y hagan uso del lenguaje y de las imágenes con criterio".

A las autoridades locales, autonómicas y nacionales competentes, los manifestantes les piden que "adopten cuantas medidas sean necesarias para establecer en Lanzarote y en todo el Archipiélago una acogida humanitaria digna y transparente en su gestión, que respete la Ley de Extranjería, la Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos". Al actual Gobierno central le demandan que "regularice las situaciones de residencia de las personas que actualmente están viviendo en este país y no pueden ejercer sus derechos a pesar de no haber cometido ningún delito", porque cruzar una frontera sin permiso para hacerlo, en términos legales, es una infracción administrativa". Y a las instituciones europeas, reclaman "que faciliten vías legales de migración que no discriminen a las personas según su nacionalidad y que, de manera general, adecuen sus políticas migratorias a los valores de respeto a la dignidad humana, a favor de los derechos humanos recogidos en el Tratado de Lisboa y en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea".

En el documento también se comprometen a crear "una red solidaria organizada desde la sociedad civil2 para unirse "a los agentes sociales ya activos en el terreno y actuar colectivamente para que las personas que transitan por Lanzarote estén tratadas dignamente, que sus derechos sean respetados, que reciban apoyo psicológico, lingüístico, asesoramiento jurídico y todas las informaciones necesarias para llevar a cabo su proyecto migratorio".

Y concluyen el manifiesto recordando las palabras del escritor portugués José Saramago e hijo adoptivo de Lanzarote, cuando hace 22 años dijo al recibir el Premio Nobel: "[...] El hombre dejó de respetarse a sí mismo cuando perdió el respeto que debía a su semejante". En este sentido, los firmantes del documento albergan "la esperanza de construir una sociedad digna, que trate con el debido respeto a cualquier ser humano y, de esta forma, se respete a sí misma".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats