eldiario.es

9

Clavijo (CC) y Rajoy tienen pactado echar al PSOE del Gobierno de Canarias

El acuerdo se ha frustrado por la oposición de tres de los 18 diputados de los nacionalistas

Los diputados de CC de Fuerteventura sostienen que el mandato del partido en su isla es "no pactar con el responsable directo del maltrato a Canarias"

- PUBLICIDAD -
El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, conversa con el presidente del Grupo Parlamentario del Partido Popular y presidente autonómico del partido, Asier Antona

El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, conversa con el presidente del Grupo Parlamentario del Partido Popular y presidente autonómico del partido, Asier Antona EFE/Ramón De La Rocha

Martes, 27 de septiembre de 2016. Se reunía el Grupo Parlamentario Nacionalista en el Parlamento de Canarias para tratar los asuntos que se iban a debatir en la sesión plenaria, pero ese debate era lo de menos. Faltaba apena una hora para que al mediodía Coalición Canaria (CC) consumara la moción de censura contra el alcalde socialista de Granadilla de Abona, Jaime González Cejas, y ya se sabía que el secretario de Organización del PSOE, Julio Cruz, daría por roto públicamente el Pacto de gobernabilidad por parte de sus socios si se descabalgaba al primer edil sin expulsar del partido a los concejales nacionalistas.

En ese escenario, el presidente del Gobierno de Canarias y líder de CC, Fernando Clavijo, se dirigió a sus 17 diputados para asegurar que ya había hablado con Mariano Rajoy y el secretario general del PP de Canarias, Asier Antona, y que ambos habían dado el visto bueno a entrar en el Gobierno regional con las mismas consejerías que ostentaba el PSOE canario. A CC no le iba a suponer un desgaste de imagen porque sería el PSOE quien rompiera el pacto regional, forzado por el incumplimiento de CC con el alcalde socialista del municipio tinerfeño.

Tras el anuncio de Clavijo, los tres diputados de Coalición Canaria por Fuerteventura (Mario Cabrera, Dolores García y Nereida Calero) hicieron uso de la palabra para negarse a apoyar un pacto con los conservadores, pues "el mandato del partido es gobernar con el PSOE y nunca con el PP" y que la obligación de CC era intentar reconducir la situación que habían generado ellos mismos en Granadilla.

Fuerteventura dice que no es no

Según las fuentes de CC consultadas por Canarias Ahora, aunque la voz cantante la llevó Cabrera, las otras dos diputadas mantuvieron la misma línea de argumentación, pues recordaron que "todo el partido en Fuerteventura está en contra de un pacto con el PP", partido al que acusan no solo de haber impulsado las prospecciones petrolíferas en Canarias en la pasada legislatura, sino que le hacen "responsable directo del maltrato presupuestario y los recortes que ha padecido Canarias con especial saña respecto al resto de las comunidades autónomas".

Las mismas fuentes afirman que varios diputados recordaron a Cabrera que él mismo "pactó con el PP en el Cabildo y cogobernó con los conservadores" hace ocho años, por lo que afearon su negativa a colaborar con el partido gracias al cual presidió la corporación insular y que, si el PSOE abandonaba el Gobierno, era vital para mantener a Clavijo como presidente del Gobierno.

Con todo, y ante la posible escisión en el Grupo Parlamentario, el propio Clavijo y otros diputados aseguraron que el pacto con el PP no era una realidad, sino una alternativa viable "que está ahí y a la que el PP no se niega" y que podía ser usada "para evitar que los socialistas nos chantajeen y endurezcan sus propuestas para ser resarcidos" por la censura en Granadilla.

Las fuentes de CC insisten en que nadie más dentro del grupo parlamentario se alineó con las tesis de los nacionalistas de Fuerteventura, si bien reconocen que, tras la reunión, el lanzaroteño David de la Hoz y el palmero Antonio Castro se acercaron a Cabrera para expresarle que eran partidarios de no pactar con el PP y reconducir el pacto con el PSOE. Es decir, tres importantes islas dentro del organigrama orgánico de CC no apoyaban que la organización tinerfeña hubiera puesto en peligro el Gobierno regional hasta el punto de tener que basar la continuidad del mismo en el PP y en los diputados de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) que lidera el ex socialista Casimiro Curbelo.

La propuesta 'a puerta cerrada' planteada por Clavijo y el hecho de que en el seno del grupo parlamentario nadie salvo los diputados de Fuerteventura se opusieran a la misma fue lo que llevó a Cabrera a efectuar al día siguiente, 28 de septiembre, a hacer públicas sus declaraciones contrarias al pacto con el PP en varios medios de comunicación con el fin de cortocircuitar esa posibilidad.

"No me gustaría nunca ver las políticas del PP mandatando en Canarias, porque se han comportado como auténticos medianeros de Madrid y son culpables por su silencio de los cuatro años de castigo que el PP nos ha dado, recortando dinero en Sanidad o Educación o Empleo", aseguró, entre otras cosas, aquel día en los pasillos del Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha