La portada de mañana
Acceder
El PP pacta la renovación del Poder Judicial con el mismo acuerdo que rechazó
Vox traspasa otros 3,5 millones a la fundación privada que preside Abascal
'Un gran día para la justicia, ya verás como viene alguien y lo jode', por Isaac Rosa

El secretario general de CC rechaza la defensa a ultranza de Oramas por parte del expresidente del Cabildo de Tenerife: “Empeora el caso por momentos”

José Miguel Barragán, secretario general de CC

Canarias Ahora

Las Palmas de Gran Canaria —

2

“Carlos Alonso metiendo la pata y empeorando la situación de Ana Oramas ante los órganos del partido. Él sabrá. Pero si la situación era grave, él la empeora por momentos”. Con estas rotundas declaraciones, el secretario general de Coalición Canaria ha rechazado con dureza la defensa a ultranza de la diputada de Ana Oramas que ha liderado el expresidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso.

El mensaje ha sido apoyado por María Fernández, número dos de la lista conjunta CC-NC al Congreso por Las Palmas y futura diputada en los últimos 18 meses de la actual legislatura, en virtud del acuerdo fijado por la alianza, que establece el reparto del escaño entre ella y Pedro Quevedo. 

Estas afirmaciones suponen una muestra más de la brecha que sufre el partido después de que Oramas votara en contra de la investidura del presidente del Gobierno de España, el socialista Pedro Sánchez, contradiciendo la orden de su partido de abstenerse. Mientras que un sector de Coalición Canaria, principalmente de la provincia oriental, es partidario de que haya una sanción para la diputada y así ajustarse a los estatutos de la propia organización política, los históricos militantes de CC en Tenerife han salido en su defensa.

Entre ellos, el expresidente de la corporación insular, Carlos Alonso, quien este viernes planteó la solución de sancionarla de forma “equilibrada”, pero sin dimisión ni expulsión. Para él, Ana Oramas ocupa un lugar “muy importante” en el partido y debe seguir representando a Canarias en Madrid. Aún así, Alonso considera que en el caso de que fuera expulsada del partido,“obviamente” debe abandonar su escaño en el Congreso. 

En esta postura coincide también el exalcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez: “A nadie del partido le cabe en la cabeza echarla”, aseveró. Quien no ha dado a conocer aún su opinión sobre la decisión de Oramas es el expresidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo. Por su parte, el concejal del Ayuntamiento de La Laguna, Santiago Pérez, le ha exigido al que describe como “senador prófugo de la justicia canaria” que aclare cuál es su postura, para saber si es “cómplice de que CC votara lo mismo que la extrema derecha”. 

En este contexto, el futuro de Ana Oramas es aún incierto, ya que este viernes tras la reunión celebrada por el partido en las dos islas capitalinas, se decidió posponer al lunes la decisión sobre la diputada. 

Etiquetas
stats