La guerra del taxi se recrudece en Gando

La aprobación definitiva por parte del Cabildo de Gran Canaria del reglamento del taxi ha reabierto la caja de los truenos en el sector. A la salva de aplausos de varios representantes de los trabajadores autónomos del taxi de Las Palmas de Gran Canaria durante el pleno insular han respondido este martes los profesionales de Telde e Ingenio, quienes han advertido que la puesta en funcionamiento del nuevo sistema se traducirá en "batallas campales que van a dar una muy mala imagen turística de la isla".

Con los 15 votos a favor del grupo de gobierno y la abstención de los 12 consejeros de la oposición, el Cabildo dio luz verde este lunes al reglamento de las áreas sensibles del aeropuerto de Gran Canaria, del Puerto de La Luz y de Las Palmas y del Puerto de Las Nieves, en Agaete. La nueva regulación permitirá a los taxistas de todos los municipios de la isla recoger pasajeros en estos recintos siempre que dispongan del denominado transfer, un contrato previo con el cliente que debe estar visado por la consejería de Transportes.

Los taxistas de Telde e Ingenio, que desde septiembre de 2012 tenían la exclusividad del servicio público en el aeropuerto de Gran Canaria, han calificado el reglamento de "atropello". "Están alimentando a una parte del sector del taxi para dejar sin comer a otra", ha afirmado Sebastián Alonso, presidente de la Sociedad Cooperativa de Empresarios Taxistas de Telde, quien mantuvo este lunes una reunión con su homólogo en Ingenio para consensuar la respuesta ante la aprobación definitiva del reglamento, una vez que han quedado desestimadas las diferentes alegaciones presentadas.

Alonso considera que el transfer es "una pantomima y una excusa" para autorizar el intrusismo. "Lo que permite es que los taxistas de otros municipios puedan ir al aeropuerto y quitarnos nuestro trabajo", ha señalado el representante de los taxistas teldenses.

Para Expedito Suárez, presidente de la Asociación de Titulares de Licencia de Autotaxis de Canarias (Atlatc) y denunciante de los floteros, el Cabildo "ha sucumbido a los pies de un pequeño grupo de taxistas de la capital grancanaria apoyados por colectivos que dicen representar los intereses de la mayoría de los trabajadores autónomos del taxi". Según la consejera de Transportes, María del Carmen Rosario Godoy, el nuevo reglamento pone fin a una situación que perjudicaba al 90% de los taxistas de Gran Canaria.

Suárez sostiene, en cambio, que la institución insular debió haber adoptado una solución intermedia que contentara tanto a los profesionales de Telde e Ingenio como a los del resto de la isla. En su opinión, ésta pasaba por limitar la recogida de pasajeros a un cliente por día y por coche.

El presidente de Atlatc ha explicado que, de esta forma, se podría evitar en parte la picaresca y acabar con la práctica de algunos taxistas que "viajan mucho al aeropuerto e intentan captar clientes hacia la capital". "Las veces que puedes ir al aeropuerto se puede controlar, pero los precios no", ha advertido Suárez en alusión al "abuso descarado que hacen unos pocos cobrando servicios muy por debajo de lo establecido por la ley y sin llevar taxímetro".

Taxistas ''en tierra de nadie''

Jesús González Dumpiérrez, consejero del PSC en el Cabildo, ha señalado que la entrada en vigor del reglamento sin la implementación de la plataforma telemática que controlará los transfer creará una situación de "indefensión" a los taxistas, ya que "les deja en tierra de nadie" durante los seis meses en los que no va a estar operativo este programa informático. "Desde el año pasado se había podido avanzar en este tema para que ya estuviera listo", ha aseverado.

Para González Dumpiérrez, la regulación aprobada este lunes genera nuevas incertidumbres. Por un lado, dibuja un panorama económico incierto para los taxistas de Ingenio y Telde. El consejero socialista ha incidido en que el elevado número de licencias de taxi en estos dos municipios (alrededor de 300 entre los dos) está ligado a la ubicación del aeropuerto entre ellos. "Si no estuviera ahí, las licencias no llegarían ni a la mitad", apostilla.

Por otro lado, ha expresado sus dudas con respecto a las labores de inspección. El Cabildo de Gran Canaria tiene firmado un convenio con las policías locales de Telde e Ingenio para controlar el cumplimiento de este reglamento. Para González Dumpiérrez, el hecho de que sean los agentes de dos ayuntamientos que se han opuesto a la decisión del Cabildo puede crear problemas en un futuro.

A este respecto, los ayuntamientos de Ingenio y Telde ya han anunciado a través de un comunicado conjunto que realizarán "un estricto control" en el aeropuerto de Gran Canaria "con el fin de garantizar la calidad del servicio del sector del taxi, evitar el intrusismo, así como la mala praxis y hacer cumplir el reglamento"

Por otro lado, advierten que si en seis meses no está en funcionamiento el dispositivo telemático, exigirán a la consejera de Transportes, María del Carmen Rosario Godoy, la paralización del reglamento.

"Esperamos que no ocurra lo mismo que ocurría antes de septiembre de 2012," ha manifestado el alcalde accidental y concejal de Transportes del Ayuntamiento de Ingenio, Domingo González. "La imagen entonces de los taxistas del aeropuerto era horrible y nosotros hicimos un enorme esfuerzo por mejorar la calidad. No permitiremos que se dé marcha atrás," sentenció.

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2013 - 18:03 h

Descubre nuestras apps

stats