Vientos de hasta 174 km/h en el Teide

La velocidad del viento llegó a los 174 kilómetros hora en el entorno del Observatorio Atmosférico de Izaña, en el Teide (Tenerife) el pasado 4 de marzo, el segundo de los días en los que una profunda borrasca atlántica afectó al Archipiélago canario.

Así lo ha informado el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, de la Agencia Estatal de Meteología, que también destaca que durante esos días disminuyó de forma considerable la presión atmosférica.

Explica el Centro de Investigación Atmosférica en su página de internet que se habla de vientos huracanados cuando su velocidad supera los 120 kilómetros hora, y añade que el 3 de marzo las rachas más fuertes superaron con “creces” ese valor para llegar a 157, mientras que al día siguiente alcanzó los 174 kilómetros hora.

El Observatorio Atmosférico de Izaña está situado a 2.364 metros de altitud, y el 3 de marzo la velocidad media fue de 127 kilómetros hora, mientras que el 4 llegó a los 137 kilómetros hora.

Añade que durante esos dos días fueron elevados los valores de velocidad media (promedio en diez minutos), ya que el 3 de marzo el valor más alto de velocidad media fue de 127 kilómetros hora y el 4 de 137 kilómetros hora.

El Centro de Investigación Atmosférica indica que lo anterior significa que durante diez minutos se mantuvieron en el entorno del Observatorio de Izaña vientos equivalentes en velocidad a los que se producen en un huracán de categoría I según la escala Saffir-Simpson.

Dicha situación se mantuvo durante poco más de una hora el 3 y aproximadamente una hora y media el 4, aunque no de manera consecutiva.

El 5 de marzo la intensidad del viento disminuyó y ya no se alcanzaron rachas huracanadas, aunque sí muy fuertes, con un valor máximo de 118 kilómetros hora.

La dirección predominante del viento fue en un principio de oeste-suroeste, para rolar posteriormente a oeste-noroeste.

Las precipitaciones de lluvia fueron de carácter entre débil y moderado, y se recogieron 49 litros por metro cuadrado, que durante algunas horas fueron en forma de nieve, aunque sin llegar a cuajar, por un lado por el arrastre del viento y por otro porque las temperaturas no fueron especialmente bajas durante el episodio.

La temperatura mínima registrada fue de -0,8°C y durante la mayor parte del mismo se estuvo por encima de los 0°C, salvo por la tarde del 4 de marzo, cuando se estuvo ligeramente por debajo.

A primeras horas de la noche del 3 de marzo hubo actividad tormentosa en las inmediaciones de Tenerife y se produjo una descarga eléctrica muy cerca del Observatorio que llegó a afectar de manera leve a algunos equipos de medición.

También indica el Centro de Investigación Atmosférica que la presión atmosférica bajó durante esos días, de forma que el 4 de marzo se produjo el sexto registro más bajo en los últimos cien años, y se colocó unas décimas por encima del que se midió en 2005, durante el paso de la tormenta tropical Delta.

Etiquetas
stats